09 JUN
2015
Compartir la noticia:

CON EL MEJOR PANORAMA


San Lorenzo cerró el primer semestre del año sumando buenas y malas. La dura derrota en la Recopa y la eliminación copera en primera ronda dolieron mucho. Pero el buen nivel en el torneo local y la punta del campeonato nos ilusionan a todos, y será clave este mercado de pases. Acá, el informe más completo de lo que pasó y lo que vendrá!!

CON EL MEJOR PANORAMA

LA RECOPA; ARRANQUE FALLIDO 

Empezó complicado el año para el Ciclón. Con una mala pretemporada, donde se priorizó los dólares en Estados Unidos por sobre la preparación física, la Recopa nos encontró con el técnico reconociendo que el plantel llegó a la definición con River Desk al 60% de su capacidad. Y se notó en cancha. Contra un rival que adelantó a febrero un torneo que históricamente se disputa en Julio, que tuvo 15 días más de preparación, que jugó 5 amistosos de jerarquía mientras San Lorenzo enfrentó a pibes de una Universidad yanqui, y que además nos puso a Pitana y Delfino para la tarea fina, se hizo muy cuesta arriba plantarse de igual a igual.


DEBÚT EN EL TORNEO Y LA COPA 

Si bien el golpe fue duro, el equipo lo asimiló con grandeza. A los pocos días arrancó el Campeonato 2015 y el Ciclón puso en fila a Colón  de local y a Defensa en Varela, ganando los partidos con lo justo pero con autoridad.  Y también llegó el debut en la Libertadores, visitando a Danubio, donde con poco y aprovechando las oportunidades, se ganó 2 a 1, saldando la deuda de la Copa 2014 que nos vio alcanzar la gloria sin haber sumado de a 3 fuera de Argentina.  San Lorenzo consiguió victorias importantes, pero seguía adeudando juego, con los jugadores aun entrando en ritmo futbolístico. Pero como en este deporte hay mucho de planificación y  trabajo, pero también de suerte, llegaron dos derrotas en dos de las mejores presentaciones del Ciclón en el semestre. Primero en el Bidegain perdimos 2 a 1 contra San Martín de San Juan un partido que merecimos golear  y luego llegó la derrota que lastimaría de muerte al sueño del bicampeonato internacional; 0 - 1 contra Corinthians en casa. Un golpe fuerte, en todo sentido. No sólo por el resultado, sino también porque nos tocó debutar como campeones en el Bidegain sin nuestra gente, fruto de un escandaloso fallo de la Conmebol que no se supo/pudo revertir en los escritorios.


EL CLÁSICO DE BARRIO Y SAN PABLO; SEMANA DECISIVA

Nuevamente el equipo demostró madurez para salir del mal paso y le ganó a Estudiantes en La Plata, con el plus del golazo de 50 metros de Barrientos. Luego los del Patón tuvieron que encarar el clásico de barrio contra Hurac*n, a sólo 3 días de  viajar a Brasil para un duelo clave con San Pablo del que debíamos traernos al menos un empate si queríamos empezar a recuperar el terreno perdido tras la caída contra el Timao. No fueron días sencillos. La presión de la gente y de los medios fueron fundamentales para alimentar la creencia generalizada de que se debía poner a los titulares en ambos partidos. En esos días la prensa filtró nombres como los de Sabella, Gorosito o Solari para reemplazar al Patón, por lo que una derrota contra los nadie podía ahondar una sensación de crisis. Así fue que poniendo lo mejor nos sobró para pasar por arriba a los de Parque Poquitos pero luego caímos sin piernas en el último minuto contra los de Brasil. Y la cosa pintaba definitivamente fea.


GANAR PARA CREER

Pero el espíritu del grupo no decayó. San Lorenzo fue a Mataderos a enfrentar a Chicago y sumó su tercera victoria al hilo como visitante, algo que no pasaba hacía varios años. Luego recibió en el Bidegain a Lanús, donde con un jugador menos casi 45 minutos goleamos 4 a 0, sacándonos una molesta espina contra un rival al que no le ganábamos hacía 10 partidos. La fiesta no fue completa ya que una vez más por una cuestión tremendamente menor nos volvieron a hacer jugar sin gente. Lo más triste de todos modos fue la gran cuota de cinismo con la que nos pidieron el aplauso, ya que “al menos la sanción cayó por el torneo local y no en la Copa”. Como si esa hubiera sido la única sanción plausible. Como si a otros equipos por hechos iguales o peores no les hubieran aplicado penas más benévolas. Como sea, el resultado sirvió de gran aliciente para recibir al San Pablo en casa, donde se debía ganar o ganar. Y en un mal partido del equipo, sólido en el fondo pero en deuda a la hora de generar juego, una genialidad de Cauteruccio nos dio el 1 a 0 con el que se alimentó la ilusión de encaminar la clasificación a octavos. Momentos antes de que llegue el gol, La Gloriosa, lejos de caer en el murmullo que atomiza y transmite nervios, rompió en canto alentando a San Lorenzo. Algunos no creen en la relación simbiótica que se genera entre jugadores y tribuna. Son los que no tienen el lujo de llevar estos colores en el corazón. Si bien el gol lo metió el uruguayo, esa jugada empezó en la gente, no tengan ninguna duda.


LA PUNTA DEL TORNEO Y EL SUEÑO COPERO QUE SE DILUYE

Cuatro días más tarde de lo que fue una verdadera final copera visitamos a River. Nos pasaron por arriba. San Lorenzo no tuvo reacción futbolística ni respuesta física ante un rival superior. Y con esa caída se agudizaron todas las críticas a los planteos del DT. Justos, en parte. Injustos, en otra, teniendo en cuenta la desmesura de la recriminación y la pésima actuación de todos los jugadores que entraron a la cancha ese día. Una vez más la danza de nombres sobre posibles candidatos a reemplazar al Patón hicieron del choque con Independiente un partido clave, sobre todo teniendo en cuenta los malos números del técnico contra los rivales históricos. Y se ganó, esta vez por 1 a 0. Si bien el resultado fue ajustado, nos permitió alcanzar la punta del torneo. Con el espaldarazo de los números, viajamos a Brasil para enfrentar a Corinthians. La noche anterior San Pablo le había ganado de visitante a Danubio, obligando a San Lorenzo a traerse los 3 puntos de Brasil. El Ciclón se plantó pero se volvió a fallar en la definición. También se pudo perder.  Fue un 0 a 0 con sabor a derrota que nos obligaba a esperar un verdadero milagro en la última fecha del Grupo 2.


ELIMINACIÓN EN LA COPA.  EL CIERRE DE UNA HISTORIA.

Con la necesidad de un descanso, el Ciclón viajó a Mar del Plata para enfrentar a Aldosivi con un equipo suplente. A la incomodidad de no haber podido conseguir hinchas neutrales en La Feliz (lo que le generó varios problemas a los hinchas que de todos modos coparon la platea descubierta) se sumó la pobre actuación de todo el equipo. Se perdió 1 a 0 contra un flojísimo rival. Lo más preocupante fueron las pocas ganas de aquellos que venían pidiendo chances en el esquema del Patón. Y tras el duro golpe que nos bajó de la cima del campeonato recibimos a Danubio con la leve esperanza de que Corinthians derrotara a San Pablo.


Fue muy turbio lo de Brasil. En los papeles a ambos equipos les convenía la victoria del Tricolor. Y fue victoria del Tricolor. Con las malas noticias que llegaban desde el país vecino, nada de lo que hiciera el Ciclón en cancha cambiaba la ecuación.  Con el ánimo por el piso la eliminación en primera ronda se decoró con una triste derrota por 1 a 0. Se entendió el dolor de los jugadores, pero los hinchas esa noche merecimos al menos ganar, por el orgullo, por el título que veníamos de conseguir, por el apoyo incondicional. Lo positivo fue que se cerró una historia. Lo obtenido en 2014 se guardó en la vitrina y se dejó de utilizar como manto protector que justificara todo. La Gloriosa, siempre inteligente, veneró a los sobrevivientes del Campeón de América, dejó en claro el agradecimiento eterno, y pidió ir por más. Y el mensaje llegó.


PRUEBA DE CARÁCTER 

Como varias veces durante el semestre el Ciclón entró a la cancha necesitado de victorias que apaciguaran las críticas. El clima espeso alimentado por la disconformidad de varios invitaba a pensar que una seguidilla de malos resultados contra Velez y Niuls podían traer problemas. Pero San Lorenzo se despachó con una victoria por 1 a 0 contra los de Liniers y luego empató 1 a 1 en Rosario, un partido donde las malas definiciones (una constante en estos meses) nos impidió sumar de a 3. Luego los de Bauza tuvieron su debut en Copa Argentina contra los muchachos de Viale y fue victoria por 3 a 0 con un equipo suplente que sin despeinarse nos clasificó a 16vos de final. Días más tarde el resultado se repetiría contra Sarmiento en el Bidegain, con el agregado de que la goleada sirvió para retomar el liderazgo en el campeonato.


CUIDANDO LA PUNTA DEL TORNEO

Fuimos a cuidar la punta del torneo a Quilmes y los de Meizner nos recibieron con Rapallini, un referí con el que nunca habíamos ganado. Tremendo lo del sorteo, justo contra un candidato grondonista enfrentado a Tinelli en las futuras elecciones de la AFA.  A pesar de algunos fallos polémicos, como el penal con que La Cerveza arrancó ganando, los de Bauza pudieron dar vuelta el resultado. Y así llegó el choque contra Belgrano, donde nuevamente el sorteo nos jugó una mala pasada y apareció Beligoy, otro referí con el que sumamos más derrotas que victorias. Otro penal para el rival, esta vez atajado por Torrico, nos permitió cuidar el cero en nuestro arco. Impericias a la hora de meterla en el arco rival nos impidieron gritar gol. El 0 a 0 sirvió para conservar el liderazgo en la tabla, por tercera fecha consecutiva, algo que no se conseguía desde el Torneo Final 2013 que obtuvimos con Pizzi. Si bien el cierre pre Copa América fue gratificante, despertó la duda de las designaciones que sufrió el Ciclón, mientras a River Desk lo acomodaron con Pitana y Delfino, Etchenique le regaló dos penales a Rac*ng y Boca se acomodó a Lousteau y Ceballos.  Habrá que estar bien despiertos con este tema. Y ya que mencionamos a Juan Antonio, también vale decir que en las 15 fechas del torneo este Ciclón sumó sólo 1 punto menos que aquel campeón del Torneo Final 2013 en 19 encuentros. 


Así, San Lorenzo cerró un semestre que sumó dolorosos traspiés en el plano internacional, con la Recopa que se perdió en los escritorios y en la cancha, y un fracaso en la primera ronda de la Libertadores. Pero también se mostró fuerte durante todo el torneo local, con 10 victorias en 15 partidos, siendo el equipo que más ganó, al que menos le convirtieron, uno de los que más goles anotó, y el de mejor diferencia de gol. Dependiendo la importancia que cada uno le dé a estas cuestiones, el saldo será positivo o negativo.


LO QUE VENDRÁ; MERCADO DE PASES

De cara a lo que se viene, estamos  muy bien parados. Claro que para pelear el campeonato será de vital importancia lo que se gestione en este mercado de pases. Hace prácticamente un año que ninguna de las apuestas en este rubro sale bien.  Se vende mal y se trae peor. Lo que perdimos con Correa, Angelito, Piatti, Gentiletti y Kannemann nunca  se supo reemplazar. Para este semestre las llegadas de Blanco, Mussis y Caruzzo apenas encontraron en el defensor central un refuerzo aceptable, con un rendimiento normal (vale decirlo, casualmente el único pedido por Bauza). Lo del volante creativo llegado desde Ucrania fue muy pobre y al pibe ídolo de Gimnasia La Plata le pesó la camiseta de un Club grande, aunque a su favor no se lo utilizó en el sector que más cómodo le queda en cancha. Hoy suena con fuerza la posible partida de Buffarini, alma y motor del equipo. De perderlo, con él se va mucho más que un lateral derecho, lugar que en principio se disputarían el siempre lesionado Prosperi y el pibe no tan pibe Catalán. Esperemos que si se va, la venta sea acorde a la historia y el presente del jugador, del que sólo tenemos el 50%, y aún no sabemos quién tiene el restante 50%, ni por qué en estos 3 años nunca accedimos a comprarlo, mientras dilapidamos el dinero en apuestas que no rindieron. Otros que suenan como candidatos a dejar Boedo son Cauteruccio y Mas.

CUIDAR AL EQUIPO 


"Equipo que gana no se toca" se suele decir en la jerga futbolera. Y mucho tiene de cierto, cuando se tienen reales aspiraciones de pelear por algo. Torrico; Buffarini Caruzzo Yepes Mas; Villalba Mercier Ortigoza Romagnoli; Blanco y Matos/Cauteruccio. Será tarea de la dirigencia, el manager Romeo y el DT valorar de manera precisa lo que vale la pena dejar ir sin lastimar el engranaje del 11 que hoy se recita de memoria. También habrá que ver qué piensan hacer con la opción de compra por Blanco, quien no rindió para quedarse, pero algunos entienden que tiene potencial para explotar.  Más importante aún, lo pide el DT. Y en el mismo plano será importante definir con claridad los puestos a cubrir, ya sea por el déficit actual (falta al menos un central de jerarquía y un volante creativo con gol) o por los que se generen con las posibles partidas.

EL LUGAR DE LOS PIBES 


Para cerrar, hay que pensar qué lugar le quieren dar a los juveniles del Club. El proyecto actual conformó un plantel de 25 jugadores con 28 años de edad promedio, uno de los más altos del país, dificultando así la aparición de los jugadores que hoy marchan punteros e invictos en la reserva de Biaggio. Quienes siguen a estos jugadores hablan bien de Daniel Ibañez, Lautaro Montoya, Ezequiel Montagna, Bautista Merlini, Robertino Insua y Marcos Senesi entre otros. Habrá que ver también si con la partida del veterano Leonardo Franco, que gozó de una jubilación de privilegio en el Club, lo reemplazan con el arquerito del Sub 20 Devecchi, o se trae a otro suplente. En definitiva, si de darle espacio a los pibes se trata, es indispensable depurar el plantel profesional. Allí surgen los nombres de jugadores que no han sido muy utilizados y que quizás sería bueno que busquen otros horizontes, como los casos de Cetto, Fontanini, Kalinski, Alan Ruiz, Cavallaro, Verón, Barrientos, Barbaro y Navarro. Sabrá el Patón quienes merecen más oportunidades con la azulgrana. 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CRUCE CON LA AFA
- CON VÉLEZ A LA TARDE
- A VARELA CON DOS CAMBIOS
- "VOLVER A SAN LORENZO"
- ¿QUÉ CARAJO HACE VÉLEZ AHÍ?
- DIEGO AGUIRRE SERÁ EL DT
- SE ESTRELLÓ EN LA ESTACIÓN FINAL
- CICLÓN A LA FINAL
- TE SOPLAMOS LA NUCA
- CONTINÚAN LAS PRÁCTICAS

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS