09 ABR
2016
Compartir la noticia:

DOLOROSO FIN DE LA ILUSIÓN


Por H. Gustavo Fernández
Director de Boxeadoras Argentinas y Cerca del Ring

La expectativa era mucha y el apoyo era inmenso. Todos queríamos ver nuevamente a César René “El Distinto” Cuenca consagrarse como Campeón del Mundo. Lamentablemente el cuervo volvió a tropezarse con la misma piedra y no pudo con Troyanosky

DOLOROSO FIN DE LA ILUSIÓN

La expectativa era mucha y el apoyo era inmenso. Todos queríamos ver nuevamente a César René “El Distinto” Cuenca consagrarse como Campeón del Mundo. Por sus principios humanos y por sus notables características boxísticas, el chaqueño se merecía tomarse revancha y recuperar lo que fue suyo. A pesar de todo esto, teniendo una positiva preparación, haber estudiado mucho los errores del pasado y dejar todo sobre el entarimado, Cuenca volvió a tropezarse con la misma piedra y no pudo contra la tremenda potencia del imbatido local,  Eduard “El Aguila” Troyanosky, que con todo merito ganó por nocaut técnico en el séptimo asalto y retuvo por primera ocasión el Titulo Mundial Superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).   


El reloj marcaba que en nuestro país se acercaban las 17 horas, mientras en el Estadio Krylia Sovetov de Moscú, capital de Rusia, el argentino César Cuenca comenzaba a transitar el camino en busca de recuperar el reinado superligero FIB, que había perdido en manos del mismo Eduard Troyanosky.


El áspero y controvertido primer duelo con derrota para nuestro compatriota había quedado en el pasado y el campanazo inicial marcaba la apertura de un nuevo capítulo entre “El Distinto” y “El Aguila”.  


Los primeros asaltos parecían favorecer al retador oriundo de la provincia de Chaco. Debido a que Cuenca siendo fiel a su estilo y demostrando claramente su estrategia de pelea, reflejaba llevar bien el combate, al imponer una movilidad constante con veloces pasos laterales, que imposibilitaban entrar en escena la temida pegada del invicto monarca ruso. Troyanosky, como un buen cazador, perseguía con cautela a su presa, intentando achicar la distancia para poder imponer lo mejor de su boxeo y pese a no concretar lo buscado, tampoco sufría embates de su adversario.


El transcurso de la pelea comenzaba a marcar diferencias en el desarrollo de la misma, porque mientras continuaba la movilidad del argentino, el peligroso europeo encontraba la mejor distancia para conectar golpes claros que complicaban en demasía el plan boxístico del chaqueño.


La cuarta vuelta puede haber sido el presagio del desenlace, ya que en el momento donde parecía que Cuenca volvia a relajarse e imponer su movilidad ante la lentitud del potente representante local, el “Aguila” Troyanosky conectó un perfecto uppercut de mano izquierda a la mandibula de Cuenca, quien cayó y recibió la cuenta del árbitro estadounidense Malik Wadeed. Desde esta maniobra que desencadeno la caída del pugilista cuervo, el pleito cambio totalmente de rumbo, favoreciendo indudablemente al campeón del mundo.


Con más espacios y un rival aturdido, que por necesidad debía implementar un plan B al encontrarse en desventaja tras la caída, buscando pelear en la corta distancia, cuestión que lo exponía demasiado y lo alejaba del libreto que lo llevo a sus importantes logros, Troyanosky aprovecho el total beneficio de lo que sucedia e impuso su paciencia y solidez para castigar con mayor frecuencia y poder ofensivo a un Cuenca que con alma y corazón hacia lo posible para seguir batallando.


Otro maldito Uppercut de izquierda del ruso, llevo al “Distinto” nuevamente a la lona en el sexto round. Sin embargo, cuando podríamos haber pensado que ese era el final, el argentino como un verdadero guerrero se levanto para seguir en combate, a pesar de que el aroma de la derrota invadía el ambiente del estadio de Moscu.


Sin piedad y observando que la movilidad de Cuenca había disminuido, Troyanosky siguió castigando a su contrincante hasta conectar un impecable gancho a la zona blanda, que fue letal para terminar con la resistencia del nacido en Tres Isletas, cuando promediaba el séptimo segmento.


De esta manera, la pegada del invicto Eduard “El Aguila” Troyanosky (24-0, 21 Kos.), marcó la diferencia para que el europeo en condición de local, lograra el triunfo por nocaut técnico en el séptimo asalto y pudiera por primera ocasión defender el Título Mundial Superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y comience a pensar en un duelo con otro campeón del mundo, el verdugo de Lucas Matthysse, el ukraniano Viktor Postol. Por el lado de nuestro representante, debemos destacar que César René “El Distinto” Cuenca (48-2-0-2 SD, 2 Kos.), dejo todo sobre el ring y desplegando lo mejor de su estilo, no pudo imponerse ante el poder de un durísimo adversario, que merecidamente se quedo con la victoria y dolorosamente para todos los que deseábamos un triunfo azulgrana, sentenció el fin de la ilusión de ver en esta posibilidad al chaqueño Cuenca otra vez como Campeón Mundial.


 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 9)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 8)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 7)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 6)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 5)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 4)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 3)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 1)
- CONTATE OTRO 2.0 (PARTE 2)
- UNA MANCHA MÁS AL TIGRE (Y A TU VIDA)

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS