09 JUN
2015
Compartir la noticia:

EL EJE DEL MAL


Por El Veedor
Auditor de árbitros. Detractor del siga siga y enemigo del todo pasa. Espía en AFA.

Twitter: @VeedorAzulgrana
EtiquetasEtiquetas: Veedor - Comisión Directiva - AFA

El escándalo FIFA golpeó a la AFA y a Torneos. Tres íconos del imperio que construyó Julio Grondona, poder, soberbia y ostentación. La figura de D´Onofrio, su convivencia con Alejandro Burzaco y el futuro de Marcelo Tinelli, todos bajo la lupa del sentimiento azulgrana.

EL EJE DEL MAL

El estadio de Quilmes se llama Centenario José Luis Meiszner. Allí San Lorenzo tuvo que trabajar y mucho para sobrevivir a los fallos de Fernando Rapallini: un penal no sancionado a favor y un penal mal sancionado en contra. Como hacían los faraones en la antigüedad, Meiszner tiene una edificación monumental que lleva su nombre, algo característico del Imperio Grondona...


Hizo méritos José Luis Meiszner, fue un perro fiel que secundó a su amo en cada detalle, el eterno sucesor, aunque hoy el sillón de Don Julio lo ocupa una sombra. La de Luis Segura, otro alfil del “viejo” que no ostenta liderazgo, ni demuestra cintura política y hasta parece incómodo en su rol. Los dos representan la caída de una tiranía de tres décadas. Esta AFA no tiene una figura fuerte para poner a todos los dirigentes sobre una sola línea. Los que pidieron que Luis Segura continúe en la presidencia alegando que ese fue el deseo de Grondona ya no tienen fuerza política en la calle Viamonte.


El escándalo FIFA dejó a Meiszner, a Segura y al Grondonismo en una situación de no retorno, donde podemos aventurar que el movimiento no sobrevivirá a su líder, eso es un hecho.


La AFA está patas para arriba. Grondona fue el creador de un modelo que impuso en la FIFA y replicó con éxito en la escena nacional, como presidente de la Asociación de Fútbol Argentino y como socio en las sombras de Carlos Avila en el nacimiento de Torneos Y Competencias, la productora que se formó a imagen y semejanza del modelo grondonista. Un modelo que se apoyó sobre tres patas, la ostentación, el poder y la soberbia. Hoteles lujosos para dirigentes y periodistas, movilidad en autos de alta gama y fiestas para nada austeras. El fútbol pagó todo. Y los negocios que rondan el fútbol los terminó por hundir. Sin Grondona y con Segura “ido”, sin reflejos, y desorientado, Alejandro Burzaco se hizo cargo de la AFA. El CEO de Fox Sports no podía permitir que la falta de representación en Conmebol y en FIFA (tras la muerte de Grondona) lo aleje de todos los negocios aleatorios al fútbol. Entre Burzaco y D´Onofrio respaldaron la gestión de Segura y le dieron vida al Súper Clásico, jugando cuatro finales coperas en seis meses, con el beneficio que esto le generó a la cadena Fox Sports (dueña de los derechos de televisación de esos partidos que arrojaron fortuna en venta publicitaria en Argentina y el resto de Sudamérica). La noche en que D´Onofrio le caminó la Bombonera a Boca, Burzaco estaba adentro muy atento a todos los movimientos.


Que las dos llaves lo vieran a River vencedor sobre Boca no tiene nada que ver con que Burzaco y D´Onofrio sean gallinas... Que Boca haya entrado gracias a los escritorios y en esos escritorios haya perdido los puntos, sí. Ahora comprendemos que no fue casual que Boca jugara la Libertadores. Había que facturar.


Con este manto de impune poder se viene manejando el River Desk desde la muerte de Grondona. No tiene oposición, aunque ahora tampoco tiene aliados. Muchos creen que el poder de Rodolfo tiene fecha de vencimiento a fines de este año, cuando cambie el gobierno nacional y el sillón de Rivadavia quede en manos de Macri o de Scioli y ya sin Burzaco, hasta ahora prófugo de la justicia. En ese contexto se mueve Marcelo Tinelli en su afán de ser el sucesor de Segura. Tinelli habló con todos, dejó en claro su deseo de ser presidente mientras se sienta a esperar la caída del Grondonismo, el caos y el pedido aclamatorio para que salve al fútbol argentino, por su perfil exitoso y su imagen limpia llena de carisma. Lo mismo que hizo en San Lorenzo. La AFA para Marcelo Tinelli significaría un escalón más en su escalada a la casa Rosada ¿Y para San Lorenzo?


El escándalo FIFA obliga a una verdadera reestructuración de su cúpula, y al igual que el éxito, el fracaso en Suiza también replica en AFA y por ende en Torneos. Sin estos personajes nefastos, artífices de una corrupción que venimos denunciando a riesgo de ser señalados como llorones (incluso por hinchas de San Lorenzo que no entienden que lo que se defiende desde la denuncia es el derecho a ser tratados con igualdad y en esa igualdad competir para ver quién es el mejor), el fútbol tiene una oportunidad de sobrevivir. Siempre aceptamos que nos apasiona un juego dominado por sospechas de corrupción, creemos que la superación y el hambre de victoria nos hace fuertes ante la adversidad pero también nos obliga a pensar cuánta gloria dejamos pasar por ser parte de un juego tramposo.


Poco nos importa la suerte de Blatter, ese viejito mafioso que se enamoró de La Gloriosa luego de verla tocar en su estelar función en Marruecos. Pero la AFA y Torneos nos tocan de cerca. Y no queremos que nos sigan poniendo un pie encima. Si hay un momento para estar despiertos, es ahora. Basta de cambios de calendario, de suspensión de partidos, y Pitanas a dedo. Basta de corruptos. Que un D´Onofrio no nos confunda, no es momento de cambiar a un mafioso por otro, es hora de reaccionar.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- UNA MANCHA MÁS AL TIGRE (Y A TU VIDA)
- CRUCE CON LA AFA
- LA NAVIDAD (DEL VEEDOR)
- ENTRE LA HISTERIA Y LA HISTORIA
- MIL DERROTAS. CERO DIGNIDAD.
- LAVERNI AL QUIROFANO
- SAN LORENZO ALL INCLUSIVE
- EXORCISMO EN ROMA
- ROMANO POR UN PAR DE DÍAS
- UNA MONTAGNA DE MUZZA, CON RODAJAS DE PROSPERI Y SIN VISITANTES

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS