03 JUL
2013
Compartir la noticia:

EL MAÑANA SE CONSTRUYE HOY


Por Pablo Albanesi
Fue Vocal Comisión Directiva del CASLA de 2012 a 2013. Socio Patrimonial Nro. 4.910
[email protected]
Twitter: @PAlbanesi

No hay vuelta atrás, no nos podemos seguir equivocando de camino. Haber estado a sólo 40 minutos de jugar en el Nacional B, debió (y debe) hacernos desandar los cómo y por qué de lo transitado en los últimos años.

EL MAÑANA SE CONSTRUYE HOY

No me convencen, nunca lo hicieron, las hipótesis de lo fortuito o lo azaroso. Prefiero creer, y más en nuestro caso, en las consecuencias de las decisiones políticas plasmadas por Comisiones Directivas electas por sus socios. Nada es casualidad en San Lorenzo. Nada.

Los que obtuvieron la oportunidad de ocupar cargos para los que se postularon trazaron un rumbo, a veces repetitivo, a veces dañino, y muchas otras señalado por quienes veíamos en ese desarrollo un proyecto nulo, la construcción de nada. Sin embargo, tuvieron la cómoda libertad de fijar dicho rumbo, que casi termina con un San Lorenzo estrellado contra una pared deportiva por segunda vez en su historia.

De todos los aspectos institucionales, debemos esquivar y evitar las decisiones que llevaron al Club a la situación de tener que conformarnos cada vez con menos. Esto último es grave. Ejemplos hay miles (futbolistas, proyectos, etc.)  de aquello que preservamos sin sentido por temor a que lo venidero sea peor. Y lo que vino, no fue menos malo. Por el contrario.

Hubo otro desafío, elegir a (nuestros) representantes que comandasen los destinos de la institución hasta diciembre de 2013. Y el socio se hizo cargo, y cómo.

Más allá de los lugares que cada actor político ocupa hoy, todos deberíamos seguir reflexionando y debatiendo por el San Lorenzo que mejor represente a su rica e inmensa historia. Y ejecutarlo, día a día, segundo a segundo, porque así se edifica el destino.

Hoy lo seguimos construyendo entre todos, cada uno desde su lugar, cada uno con su compromiso. Sin embargo, deberíamos tener en claro, todos, que algún día deberíamos vivir y sentir un club con las ambiciones por las nubes, y no lo digo pecando de ambicioso, sino con la certeza de que tenemos potencial de sobra para lograr cualquier objetivo que nos propongamos. Vale la Vuelta a Boedo como el ejemplo por excelencia.

Sigo creyendo que se puede construir una Institución cada día mejor. La gente y los amigos que me rodean y con los cuales respiramos San Lorenzo hace años, cree en lo mismo, y por eso seguimos luchando y comprometiéndonos con el Club que soñamos desde donde nos toca. En nuestro caso, fiscalizando, controlando y favoreciendo lo que está bien, por un lado, y buscando alternativas para lo que está mal, por otro.

No estoy para hacer política partidaria en esta editorial, pero no puedo dejar de aludir a ella, por la importancia que tiene a la hora de vivir el día a día de nuestro San Lorenzo.

En Diciembre hay elecciones. Y ya se pueden notar informaciones e hipótesis de todo tipo. Que éste no va, que aquél no viene, que me mido, que se juntan, que se fueron o que vuelven. Sin embargo, insisto con lo mismo: lo realmente crucial es que cada uno sepa y distinga qué San Lorenzo pretende de acá a cinco, diez, veinte años. Cada uno de los dirigentes, cada uno de los socios y cada uno de los hinchas. 

Desde Septiembre de 2012 hasta ahora, se han puesto en consideración de los órganos institucionales multitud de temas que hacen a la estructura y a los cimientos de la Institución. Millones de pesos que van y vienen, y que aún hoy pocos controlan. Millones que figuran en los “papeles”, pero que todavía siguen debiendo una respuesta de cómo y dónde.

Esa herencia pesada que arrastramos tiene que ver pura y exclusivamente con decisiones tomadas por personas, por hinchas de San Lorenzo, por todos nosotros.

La mayoría de ellas condicionaron (y condicionan) el futuro de la Institución, y a su vez otorgaron (y otorgan) oportunidades al desarrollo, pleno o no, del potencial que la institución posee por sí misma.En las decisiones políticas, le guste a quien le guste,  es donde se “cocina” San Lorenzo. 

Suena trillado, pero hoy es el futuro, y todos los días San Lorenzo convive con la construcción de su futuro a cuestas. Y allí debemos estar todos.

Dirigentes, socios, hinchas, deportistas, representantes, empleados,  etc.; todos deben comprometerse a construirlo de la mejor manera posible, con buenas y sanas intenciones, respetando opiniones y sin dudas proponiendo siempre un San Lorenzo grande, ambicioso, profesional, con proyección y futuro. Y, por supuesto, en Boedo.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- SUR, PLAN REGULADOR Y DESPUÉS...
- SERIA UN GRAN HONOR
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA.(Parte 1)
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 3)
- LOS ANTIVUELTAS ATACAN DE NUEVO
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 2)
- EL BOLETO COMPLETO
- SESIONA LA ASAMBLEA
- OTRO PASO HACIA BOEDO
- LAS VUELTAS DE LA VUELTA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS