05 MAR
2014
Compartir la noticia:

EL PRÓXIMO TREN


Cuántas veces tuvo San Lorenzo la chance histórica de refundarse y cuántas veces la vio pasar apoyado en su arrogancia… La tan mentada presión por ganar la Copa tal vez no sea más que el temor de volver a ver un final que ya estamos hartos de ver.

EL PRÓXIMO TREN

La Libertadores, entre otras cosas, es para el club una suerte de llave que abre tres puertas: una, la de la sana inocencia (o la de la boludez de creer siempre que ésta sí es “la” Copa para San Lorenzo)… la otra puerta que abre es “la de salir a jugar” (al mercado y a los negocios que este facilita) y la tercera puerta es la que permite el ingreso de la carroña y el puterío bajo el manto sagrado de la Prensa y que luego hace cultura en el accionar interno hasta concluir en otro acto de auto-boicot y depresión. 


Los más viejos van a recordar que alguna vez Boedo tuvo su chance de lucir un cilindro de cemento similar al que utiliza Racing como estadio. Y otros dirán que se pudo ganar la primera edición de la Libertadores de no ser por lo que ya conocemos de memoria. Y no van a faltar los que digan que a principios de los setenta con un bicampeonato y un Nacional teníamos todo servido para vivir por fin la gran década cuerva, pero no fue tan grande, duró del ´72 al ´74 y terminó sin estadio y en la B.


Aquí los menos viejos pueden aportar que habiendo salido del infierno con la dignidad intacta y con la gente dando muestras del primer caso de “gigantismo” en el fútbol local, no se pudo alcanzar el título del ´83 (quedamos segundos “ahí” del Rojo) y el envión se fue diluyendo una vez más en campañas intrascendentes. Con la llegada de Miele y la hazaña de construir un estadio como desafío, más la conformación de un equipo con referentes Camboyanos, se llegó al final de la década con el regreso tras quince años a la Copa Libertadores. Y teníamos un equipazo, un técnico que se recontracagaba en la presión porque tenía dos bolas bien cuervas para escudarse en algo tan obvio. Y porque estaba loco. El Bambino, además, venía de sacar campeón de América a las Gallinas y contaba con el Nano Areán como asistente de lujo. Teníamos todo, nos quedamos en bolas, otra vez a reiventarse mientras veíamos irse otra chance de hacer la nuestra. De esa copa nos sacó el “Ñubels” de Yudica; y algunos años después nos volvería a echar el “Ñubels Carajo” de Bielsa.


A mediados de los noventa inauguramos el Pedro Bidegain, se rompe la sequía de mil años sin alegrías y otra vez tenemos un equipazo con olor a bolas y con el Bambino rompiendo récords de fuego sagrado.Nos deja afuera un River menemista. Y nos deja afuera con el culo cerrado porque a poco del final Ruggeri cabeceó ante una salida en falso del arquero (¿Burgos?) y allí se vio la génesis del Silencio Atroz. Otra vez sopa. Lamentablemente, esa fue la última vez que vimos al Bambino comprometido con un equipo de San Lorenzo. Su último paso fue una caricatura de lo que podría haber sido nuestro Angel Tulio Zof o nuestro Griguol. Y mejor no hablemos de su paso por la Secretaría Técnica.


Volvimos a tener todo servido para el gran despegue en el comienzo del nuevo milenio. Las garras del gerenciamiento retrocedieron ante la patriada de algunos sectores de la hinchada, caído ISL y con el club a salvo se consigue un Torneo Clausura con récord de puntos incluido. Además se logran las primeras dos copas internacionales de nuestra historia… pero otra vez nos conformamos con eso, que si bien no fue poco, no fue todo. Años más tarde, se logra otro Clausura, esta vez con Ramón Díaz en el banco y grupos invasores operando desde las sombras. Cuando todo estaba listo para bajar el martillo y hacer historia, nos mancamos contra el humilde Liga de Quito de Bauza, que luego se consagraría campeón. Nos mancamos… es una forma de decir, si hablamos del arquero cae al pelo, de esa copa nos echó Orión. Nos echó Ramón y su hijo. Y Bruno, Emiliano y Michael Díaz… De esa copa nos echó un premio que llegó inoportuno a las manos de un mercenario. Nos echó el dinero. Dos mangos por cabeza, que cabeza, no Cabeza? Y nuevamente la vimos pasar.


Pero los colaboradores externos pidieron revancha y con Miguel Angel Russo (que al igual que Veira y Bauza llegó al club con el trofeo que a nosotros nos falta sobre su lomo) se volvió eliminado vergonzosamente traicionado por un plantel de pedantes fracasados que terminaron moscardoneando un sueldo en clubes de bajo presupuesto.  La vimos pasar de nuevo… ahí va… con una diferencia con respecto a las otras chances perdidas: esta vez el equipo fue recibido en Ezeiza por un grupo de socios que hizo tronar la Justicia Santa sobre un equipo traidor, sepultando su suerte en la institución, determinando la huída de aquellas ratas que se cagaron en San Lorenzo. Otra vez la gente hizo lo que había que hacer para devolverle un gesto de dignidad a los colores.


Tras caer en un abismo institucional, donde el socio elevó la apuesta y le dio el poder a Carlos Abdo (único presidente con quien no sólo no se llegó al umbral de ilusión sino que además se cayó en un vacío total que casi termina en el descenso)… Con la llegada de Lammens y Tinelli el club gozó de respaldo y se puso nuevamente a tiro de la gloria. El club se preparaba para un velorio pero de golpe volvió la fiesta. Y acá estamos, con un pie en Boedo, campeones y jugando una copa… otra vez en el umbral de una década cuerva, que tiene que ser nuestra, porque sí… porque toca.


Pero vemos jugar al campeón y nos preguntamos si esta no será una nueva decepción. Equipos de menor envergadura han decidido respetar un estilo, un modelo, buscaron desarrollar una identidad, para eso proyectaron un plan, una estrategia para alcanzarlo. San Lorenzo estaba en camino a seguir ese modelo pero... Ante River dimos un paso atrás.


Fuimos a Nuñez a dar de baja a una de las trolas de la AFA y nos hicieron sentir lo mismo que no sentíamos desde aquellos plumíferos noventas. La excusa del DT fue que se comenzó a sentir el cansancio, claro… la presión de la gente no era una excusa afortunada en un estadio donde no hubo público visitante. Sobre esa declaración Ortigoza dijo no estar de acuerdo, el problema para el volante central fue que no estuvieron finos en los pases. Para Romagnoli, el problema no fueron los pases sino la falta de sinceramiento de algunos que a su criterio no están para jugar pero se callan y juegan cansados. La copa vuelve a traer histeria y nadie parece saber cómo manejarla. Tal vez la solución esté en la cabeza de los jugadores, de algunos jugadores. Mentalizar a once es más fácil que cuatro millones, parafraseando al Doctor Bilardo. Entonces habría que trabajar sobre la cabeza del plantel, el objetivo es ganar confianza, concentración y convicción personal. Parece que San Lorenzo sabe lo que quiere ser pero no se lo cree. Algunos jugadores no creen que sea posible. Y ante la convicción de La Gloriosa, esa duda interna se transmite en nervios y temores, quedan expuestos. Horas después de caer en Nuñez, dejando una imagen desteñida, el capitán (borrado) decidió hablar y salió a destiempo, recurriendo al mismo timming que tiene para jugar. Eligió el micrófono hostil de radio La Red donde sistemáticamente golpean a San Lorenzo. Alvarado no dijo nada cuando lo borraron tras su pobre actuación en Bahía Blanca, mucho menos cuando sin su presencia el equipo ganó cuatro de cuatro sin goles en contra. Buscó el micrófono en la derrota y se abanicó en la mediocridad del “todos cometen errores” para tirarle un palo al técnico. Las declaraciones de Ortigoza y de Romagnoli, sumadas a las de Apu dan una idea de cierto malestar interno; en sintonía con las palabras de Bauza, explicando que a él los jugadores le pidieron estar y que desde ahora será él quien decida el equipo… Recordemos que el técnico respetó el deseo de los jugadores de comenzar jugando con el mismo sistema táctico con que se alcanzó el campeonato. Pero el resultado fue derrota en Bahía Blanca. El único que salió del once campeón fue Kannemann, para el técnico es marcador central, aunque lo utilice como lateral izquierdo a la hora de rotar… Es obvio que por razones externas tiene que jugar Emanuel Más, por quién se invirtió un dineral…


Frente a River los referentes pidieron estar y luego se lavaron bombachas en los medios. Si Bauza decide tomar ahora posesión del equipo, más vale tarde que nunca, que lo haga con la certeza de que sabemos con los bueyes que aramos, que tenemos ojos (vemos) y a veces se nos da por pensar… Por esa razón, sería bueno que elija bien las palabras, que maneje bien el discurso para la tropa, porque parece que los caciques que condicionan su trabajo cuando lo tienen que respaldar en la cancha se comportan como Pocahontas. El premio por quedar en la historia no es doble, como el que se hubieran llevado por ganar el clásico. Es mucho más. Hay que mostrarles el camino Patón.     


San Lorenzo tiene que ganarle a Central y a Unión Española. Pero no como sea. Tiene que hacerlo convencido de que lo más importante es San Lorenzo y la identidad que debe respetar, tiene que hacerlo con carácter y mirada de campeón, evidentemente este equipo necesita desarrollar personalidad y ya no hay tiempo para hacerlo si no es mientras se juega y se juega. El compromiso debe ser extraordinario, no debe ser sencillo torcerle el brazo al destino, más cuando nos acostumbramos a un título cada seis años (algunos lo dicen contento…), nos acostumbramos a un polvo cada diez años en el Gallinero… le seguimos cantando a Huracán. Pero creemos que Bauza, Lammens y los jugadores saben que para refundar el club será necesario quemar los paradigmas que nos atan a un destino escrito por el enemigo. Ellos saben lo que es San Lorenzo, no somos un club sin Libertadores como dicen los tarados. Somos el único GRANDE que no la ganó, que es muy distinto. Eso lo saben quienes tienen que ir a batallar por los colores. No se escondan detrás de excusas de ocasión. No queremos ver una remake de la película que siempre nos hace llorar. Queremos ser un estreno porno, que le deje la boca abierta a más de uno, entre otras cosas. 


Otra vez tenemos la pelota nosotros, todavía estamos adentro y con las chances intactas en los dos frentes… a pensar muchachos… nada es más importante que San Lorenzo en este semestre, dejen las ligas en sus casas y actúen como hombres...  queremos la gloria, las excusas ya las conocemos.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CON VÉLEZ A LA TARDE
- A VARELA CON DOS CAMBIOS
- "VOLVER A SAN LORENZO"
- PLEBISCITO EN EL ESTATUTO
- DIEGO AGUIRRE SERÁ EL DT
- SE ESTRELLÓ EN LA ESTACIÓN FINAL
- CICLÓN A LA FINAL
- TE SOPLAMOS LA NUCA
- ¿MÁS PRIVATIZACIÓN? MÁS PLEBISCITO
- CONTINÚAN LAS PRÁCTICAS

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS