29 DIC
2015
Compartir la noticia:

LA NACIÓN MIENTE SOBRE LA VUELTA A BOEDO


Como es ya conocido el diario La Nación viene llevando a cabo una campaña mediática en contra de la Vuelta a Boedo.

LA NACIÓN MIENTE SOBRE LA VUELTA A BOEDO

Ignoramos los motivos, pero el diario insiste en expresar argumentos que no suscribiría un urbanista serio (a los que hemos respondido en varias notas anteriores) y ahora, como novedad preocupante, recurre directamente a desinformar a sus lectores falseando los hechos.

Dice La Nación: “pues el mencionado supermercado, que ocupa los terrenos, accedió a retirarse de la zona, en gran medida por la presión mediática que ejerció el vicepresidente del club, Marcelo Tinelli, y por las condenables amenazas contra la propiedad que expusieron hinchas del equipo azulgrana”.
 
Es decir que La Nación omite dos hechos fundamentales:
 
a)      Que Carrefour no “se retira” sino que permanece en el predio, pero en otro sector, ocupando 8.000 m2 y compartiendo 900 cocheras con el club.


b)      Que San Lorenzo le paga a Carrefour, de acuerdo al siguiente detalle:
-110M pesos
-más 4 cuotas de 1 millón de dólares c/u
 
O sea, La Nación dice que Carrefour "se retira" por la presión mediática de Marcelo Tinelli pero olvida decir que Carrefour recibe “un dinerito” por moverse unos metros dentro del terreno. Pequeño detalle, ¿no?
 
La Nación miente al decir que “Carrefour se retira” (cuando permanece en el predio) porque de no hacerlo se derrumba todo su argumento: que al lado de un estadio de fútbol no se puede estar. El primero en elegir hacerlo, compartiendo terreno y cocheras con el futuro estadio, es Carrefour. ¿Una multinacional de la escala de Carrefour no podrá contratar sagaces urbanistas que le digan que al lado de un estadio no se puede estar?
 
Es decir, miles de vecinos eligen vivir cerca de estadios, nuevos desarrollos inmobiliarios para clase media alta (p. ej, las torres Dos Plaza a 60 metros de Ferro) se erigen en las adyacencias de estadios y son fuertemente demandados, Carrefour elige permanecer en el mismo terreno que el futuro estadio Papa Francisco pero La Nación viene a descubrir que estar al lado de un estadio de fútbol es una tortura.
 
La nota expresa su inquietud sobre las amenazas a la propiedad privada de Carrefour (e implícitamente, sobre la del resto de los vecinos). Les tenemos una novedad, de la cual deben tomar nota: a partir de ahora San Lorenzo es un vecino. No uno cualquiera: será un vecino con una parcela de aproximadamente 28.000 m2 (más 4500 m2 del predio de Mármol y Salcedo y otros aproximadamente 2000 m2 de la sede ampliada) y con más de 100 años de presencia en el barrio.
 
Entonces, para limitar el derecho de San Lorenzo a hacer pleno uso de SU PROPIEDAD PRIVADA serán necesarias pruebas reales de daños a los vecinos que no puedan ser mitigados por el diseño del proyecto. No alcanza con enumerar una serie de prejuicios sin sustento real.
 
La nota de LN termina afirmando que: "Resulta una flagrante contradicción que frente a la salud que promueve el deporte, se insista en el error de construir estadios en barrios o zonas densamente pobladas”.
 
Aquí se cuela otra falsedad. En realidad, Boedo tiene una baja densidad de población (17,4 miles de hab/km2, comparemos por ejemplo con los 25,8 miles de Caballito). Es, claramente, una zona a densificar. Y a propósito de densidades,  en la villa 1-11-14 viven 70.000 personas (o más) y es una zona más densamente poblada que Boedo. Sin embargo, no leímos ninguna editorial de La Nación contraria a la construcción del estadio Pedro Bidegain en el Bajo Flores. Será que hay densidades de primera y densidades de segunda, vaya uno a saber.

Lamentamos que un diario con la trayectoria de La Nación elija desinformar a sus lectores y adoptar una actitud militante en contra de un proyecto que le dará una nueva vida a Boedo.

Ojalá, por el bien de todos, la campaña mediática de La Nación no surta efecto y en unos pocos años se concrete el proyecto y tanto los editorialistas de ese diario como sus lectores puedan ver los cambios positivos que se generarían en la zona y comprobar lo equivocados que estaban los argumentos que han venido sosteniendo desde que se inició la Vuelta a Boedo. Será una lección viva de urbanismo del bueno. Todo lo contrario al urbanismo policial, contravencional (aquel que pretende resolver cuestiones policiales o contravencionales mediante normativas urbanísticas) como el que La Nación viene postulando en relación a la Vuelta.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- SUR, PLAN REGULADOR Y DESPUÉS...
- SERIA UN GRAN HONOR
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA.(Parte 1)
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 3)
- LOS ANTIVUELTAS ATACAN DE NUEVO
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 2)
- EL BOLETO COMPLETO
- SESIONA LA ASAMBLEA
- OTRO PASO HACIA BOEDO
- LAS VUELTAS DE LA VUELTA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS