03 NOV
2014
Compartir la noticia:

ORIÓN, ORIÓN, ORIÓN...


EtiquetasEtiquetas: Historia Azulgrana

La falta de vergüenza para afrontar la realidad los obliga a fabular. Orión y Ruggeri perdieron la memoria, nosotros se la refrescamos y les avisamos: no queremos más Mercenarios ni Peseteros viviendo del club.

ORIÓN, ORIÓN, ORIÓN...

Orión miente. El periodista le pregunta por los insultos que recibe cada vez que toca la pelota, y el arquero le miente. O le cuenta una verdad paralela, dice que él nunca le dio plata a la barra, se calza el traje de súper héroe y fabula. Afirma descaradamente que sólo lo insultan de atrás del arco. Orión ignora que los periodistas estuvieron en la misma cancha que él, y escucharon lo mismo que escuchó él. Desde cada rincón del estadio se le recordó a Orión su pasado mercenario. Nadie le gritó “amarrete”. Le dijeron mercenario, cangrejo, traidor... y se lo dijeron todos.


Orión miente o se olvida que tras eliminar a River en la noche del Silencio Atroz, las chances de ganar la Copa Libertadores por primera vez comenzaba a ser cada vez más concreta. Por aquellos días de euforia, el por entonces Benefactor Marcelo Tinelli acercó un premio extra por decisión propia. El arquero y el resto de los cangrejos que infectaban el vestuario decidieron que el dinero se repartiría en forma arbitraria y no democráticamente. La noche previa al partido de ida por los cuartos de final, ante la Liga de Quito, no fue una noche tranquila. Ramón Díaz le increpó a Orión que en el reparto del dinero no incluyera a Emiliano y el arquero le dijo que el vestuario lo manejaba él. Casi se van a las manos, no durmieron y al día siguiente regalaron la clasificación en el campo de juego. Orión hizo jueguitos, perdió la pelota y nos embocaron. En la revancha se comió un gol de treinta metros, no atajó ningún penal y nos quedamos con las manos vacías.


El mercenario Agustín y sus cangrejos se cargaron a Ramón pero llegó Miguel Russo y el equipo pareció reaccionar. En el Apertura 2009 le sacaron entre ocho y diez puntos al segundo y se sentaron a negociar un premio ya acordado porque sentían que el torneo lo ganaban por afano. En el tira y afloje San Lorenzo perdió los puntos de ventaja que llevaba y la AFA nos puso a Boca en el camino. Entonces, con los mimados de Grondona en la pelea, el vestuario pidió más plata porque se peleaba contra un rival de valía. Increíble, pero real en la era Savino.


Se perdió el Torneo en un triangular arreglado, al que se llegó por tener la cabeza puesta en el billete y no en la redonda. Algunos meses más tarde el grupo se cargó a Russo en la Copa Libertadores, donde quedó eliminado en la primera rueda y fue recibido en Ezeiza por un grupo de socios que hartos de entregas y fraudes les dio la bienvenida calurosa que se merecían. Gracias a esa reacción del pueblo azulgrana, muchos cangrejos eligieron otras aguas para migrar. Por todo esto que algunos ya no recuerdan, a Orión se le dice mercenario. No por otra cosa.


Ruggeri miente. En el programa El Show del Fútbol que va por América, espacio bizarro que desvirtúa la pelota y analiza el juego entre bailes de circo y payasos mediáticos, se le preguntó en varias ocasiones sobre su traumática salida de San Lorenzo en su segundo paso (aprovechando que Orión había hablado de los “muchachos de atrás del arco”). Ruggeri repite una y otra vez que le abrieron el portón para que lo vayan a buscar tras la categórica goleada sufrida en Bajo Flores ante Quilmes. Pero si no terminaba así, no terminaba nunca. Todos socios, Rafa, Oscar, el Grupo Inversor de turno... Todos amigotes, y San Lorenzo en la ruina. Quebrado, planchado, lejos de Boedo y bancando a estos peseteros que se habían comido SIETE con Boca y CINCO con River en menos de un mes, sin renuncias ni escarmientos. El vestuario jugó sus fichas para echar a Ruggeri, pero el Cabezón se aferró sin vergüenzas ni autocríticas a un buzo que le quedaba enorme. Se comió CUATRO con Quilmes y lo echó la gente. Por eso te putean Ruggeri, no por otra cosa.


No nos afectan las mentiras de Orión y de Ruggeri, al fin y al cabo los entendemos, no les da la vergüenza para afrontar la realidad. Pero a raíz de sus declaraciones públicas, nos parece bien que al menos desde algún lugar de nuestro orgullo se aclare que los hechos no son como los cuentan, que hubo otra historia que ocultan, y que mintiendo al respecto ensucian a una tribuna que ha sabido bancar malas y lo ha hecho con un aliento impresionante. A estos dos sujetos se los condena porque lisa y llanamente se han cagado en San Lorenzo de Almagro.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CONTATE OTRO (PARTE 13)
- CONTATE OTRO (PARTE 12)
- CONTATE OTRO (PARTE 11)
- CONTATE OTRO (PARTE 10)
- CONTATE OTRO (PARTE 9)
- CONTATE OTRO (PARTE 7)
- CONTATE OTRO (PARTE 6)
- CONTATE OTRO (PARTE 5)
- CONTATE OTRO (PARTE 4)
- CONTALA COMO QUIERAS, PERO SE TE NOTA MUCHO

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS