14 JUL
2016
Compartir la noticia:

¿QUÉ CARAJO HACE VÉLEZ AHÍ?


EtiquetasEtiquetas: AFA

El posicionamiento de Vélez entre San Lorenzo, Independiente y Racing dentro del segundo escalón de ingresos televisivos no sólo es funcional a los intereses de dicho club, sino que además -y mucho más importante aún- responde a los intereses de supremacía absoluta de Boca y River.

¿QUÉ CARAJO HACE VÉLEZ AHÍ?

Hoy se aprobó la creación de la Superliga. La demora no se debió a otra razón más importante que el reparto del dinero por los derechos televisivos. El Estado siempre estuvo dispuesto a incrementar esa cifra en más de un 30% en relación con el último semestre: desde los $ 761 millones del último torneo se pasaba hasta unos $ 2.500 millones (por un campeonato anual). No obstante, lo que generó las mayores discusiones era la distribución de esos ingresos. Los clubes de la B Nacional, por caso, en un primer momento se negaban a recibir alrededor de un 12% del monto total.


Hasta ahora, todo indica que el reparto entre los clubes de Primera se aplicará mediante tres escalas diferenciadas. En el primer grupo entrarían Boca y River, que percibirían $ 9 millones por mes cada uno (en lugar de $ 6,6 millones como hasta ahora). En el segundo,San Lorenzo, Independiente, Racing y Vélez cobrarían $ 6 millones (en vez de $ 5 millones). En el tercero y último, en tanto, los 24 equipos restantes recibirían $ 4,5 millones (en lugar de $ 3,7 millones).


De confirmarse estos números, el primer grupo quedaría más lejos del segundo, que a su vez se acercaría mucho el tercero. Amén de esta pérdida de estatus, que no es un tema menor, la gran pregunta que surge es por qué el Club Atlético Vélez Sarsfield todavía se encuentra ubicado a la par de tres grandes.


A mediados de los 90, Raúl Gámez consiguió que Vélez fuera reconocido económicamente por la televisión en base a la racha de éxitos deportivos más importante de la historia de su institución. El argumento de aquellos años era que aunque su cantidad de simpatizantes fuera considerablemente inferior a la de San Lorenzo, Independiente y Racing (e inclusive menor que la de muchos otros clubes) Vélez suscitaba interés por su alto nivel de competitividad deportiva. Algo así como: tenían grandes jugadores, peleaban todo, ganaban mucho, merecían estar ahí.


Los números del rating jamás le dieron la razón a ese argumento, pero Gámez logró su objetivo. Lo increíble es que dos décadas después, hoy que la premisa del éxito local e internacional del club velezano dejó de sostenerse, Vélez siga ubicado junto a tres equipos más convocantes, con más historia e -inclusive- (aunque no sea necesario) con mejor presente.


Una posible primera respuesta, vinculada con el poder de lobby velezano, debería caerse por su propio peso. El voto de Vélez no vale ni más ni menos que el de otros clubes de su estatura. Hace falta reflexionar un poco más al respecto. ¿A quién le conviene realmente esa presencia extraña en el grupo 2, entre tres de los cinco grandes? No parece haber muchos beneficiarios, salvo el propio Vélez... y los dos grandes del grupo 1.


En momento en los que Boca y River amplían su ventaja presupuestaria sobre San Lorenzo, Independiente y Racing, conviene centrar la atención en lo que representa Vélez para estos últimos tres: es el lastre que promedia para abajo el valor total del grupo.


Gracias al emparejamiento de los otros tres grandes con Vélez, Boca y River se aseguran hegemonía indiscutida en el reparto. En paralelo, San Lorenzo, Independiente y Racing son obligados a ubicarse cada vez más cerca del resto de los clubes. ¿Por qué no habrían de hacerlo, después de todo, si cobran lo mismo que el CAVS? ¿Y qué hace del CAVS un club merecedor de más ingresos que -por ejemplo- Estudiantes de La Plata, Rosario Central o NOB?


La conclusión es clara: Vélez está donde está porque responde a una necesidad estratégica de disciplinar a los únicos tres con potencial para replantearle el dominio económico y deportivo del fútbol argentino a Boca y River.


Así como decimos una y otra vez que Huracán es un ancla que nos tira para abajo todo el tiempo (más allá de que reconocemos el valor folklórico de esa rivalidad), estamos convencidos de que únicamente si se despega del lastre velezano, el Ciclón estará en condiciones de desempeñar su rol histórico en un escenario que lamentablemente tiende a la concentración duopólica. Hasta que no lo haga, le será muy difícil cumplir con su destino de oponerse en serio a los dos principales socios del establishment.


 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CRUCE CON LA AFA
- 5 MILLONES POR MES
- POCA GENTE, POCA MEMORIA
- NO APRENDIMOS NADA
- "POR MI POSICIÓN DE LOS REFERIS NO HABLO"
- SIN MICRÓFONOS NI PITOS NI ESCRITORIO
- ¿OTRA VEZ VOS, MAIDANA?
- CON TEVEZ, HAY “AFA-NO”
- TÉVEZ TE PLANCHA, A VOS TE COBRAN MANCHA
- EL PEOR DE LOS LUNES

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS