19 OCT
2013
Compartir la noticia:

UN ÁNGEL PARA TU SOLEDAD


San Lorenzo superó 3-0 a All Boys, con dos goles de Correa y uno de Villalba. El primer tiempo, más que discreto, se desvanecía en la intrascendencia, hasta que Angelito golpeó justo antes del cierre. Y en la segunda mitad, después de algún que otro sofocón, aparecieron los espacios. Así, el Ciclón se coloca a tres unidades del líder NOB, con un partido más.

UN ÁNGEL PARA TU SOLEDAD

Ya sufriste cosas mejores que éstas / y vas a andar esta ruta, hoy / cuando anochezca.


Dura fue la vuelta desde Catamarca. Oscura como la noche misma, con la sensación de una gran oportunidad histórica desperdiciada. No era la primera vez, pero dolía como si lo fuera. Y el partido ante All Boys no calificaba como premio consuelo, pero había que mentalizarse en ganarlo para seguir con vida en el Torneo, para volver a la vida en cierto sentido.


Tu esqueleto te trajo hasta aquí / con un cuerpo hambriento, veloz / y aquí, ¡gracias a dios! / uno no cree en lo que oye.


Llegaste al Bidegain sin disipar la bronca del miércoles, pero con la obligación de acompañar, como siempre, en los buenos y malos momentos. Dejaste de lado todo lo que se dijo en las últimas horas. Que me quedo, que me voy, que el proyecto, que hay buena onda con éste y mala con aquél. Todo chamuyo, necesitabas hechos. Recibiste a los jugadores demostrándole tu respaldo, pero más a los colores que a ellos. Y si realmente acusaban recibo del golpe copero, que lo demostraran en la cancha, como debía ser. Pero los minutos transcurrían, y salvo una arremetida de Kalinski que se va besando el poste, San Lorenzo se empecinaba en ser anodino adelante y peligroso (contra sí mismo) atrás. Ellos avisan con un tiro de Espinoza, tras rechazo flojo de Alvarado, y con una clarísima de Colazo, luego de un inexplicable error de Cetto. El panorama pinta fulero. Mercier los releva a todos y Kannemann vuelve a poner en duda la sanidad mental de cualquier DT que no le dé titularidad indiscutida (y dentro de poco, la cinta de capitán), pero sólo Romagnoli se anima a agarrar la manija en ofensiva. Sólo él.


Ángel de la soledad / y de la desolación / preso de tu ilusión vas a bailar / a bailar... bailar.


Y es justamente el Pipi, cuando el primer tiempo se esfuma, el que intenta y se ve favorecido por un rebote para limpiársela a Correa, y Angelito saca un derechazo rasante y esquinado, y a la vez se saca la mufa. ¡Vamos, carajo!


Es tan simple, así / (no podés elegir) / claro que no siempre, ¿ves? / resulta bien.


Apenas amanece el segundo tiempo los de Floresta tienen una clarísima, un pase-gol que Cámpora no conecta debajo del arco: ¡con qué poco nos complican! Para colmo Pizzi lo ve cansado a Romagnoli -tal vez lo esté, pero sólo por presencia debería quedarse un rato más- y con su ida podría agrandarse All Boys.


Atado con doble cordel / (el de simular) / no querés girar maniatado / querés faulear y arremolinar.


Hasta que Falcioni desarma el equipo con un par de cambios -qué mal le queda la audacia como último recurso a los especulativos- y se desata del todo Correa, se escapa en velocidad y sorprende con un latigazo cruzado junto a un palo para poner el marcador 2-0 y arrancar un festejo arremolinado, con alivio y con catarsis.


Medís tu acrobacia y saltás. / Tu secreto es: / La suerte del principiante / no puede fallar.


Lo que resta es más previsible. All Boys se descontrola del todo y San Lorenzo se relame para definirlo. Ortigoza se la cucharea a Villalba y el pibe, bien habilitado, no falla: grita el tercero definiendo de pique al suelo.


Alguna vez, quizá, se te va la mano / y las llamas en pena invaden tu cuerpo. / Y caés en manos del Angel de la Soledad / y él, ¡gracias a dios!, / tampoco cree en lo que oye.


Y es que quizás parezca exagerada la fiesta de La Gloriosa, convirtiendo la pena en celebración, nuevamente ilusionada con pelear el título. Pero mirá si lo tenés a Angelito así, en llamas, de acá al final. Y si Mercier no se resfría. Y si el Pipi sigue jugando con el corazón. Y si se ajustan algunos detalles. Y si uno no cree en todo lo que oye, quién te dice. Al fin y al cabo, ahora estamos a tres puntos, nomás.


Ángel de la Soledad / y de la Desolación / preso de tu ilusión vas a bailar / a bailar...bailar.


Sí, ya sé. Lo de la Copa Argentina te sigue desolando el alma. Va a doler un tiempo más, esas cicatrices son difíciles de cerrar. Y, si uno no es necio, debe aceptar que el equipo juega menos de lo que podría. Y que hoy NOB está un escalón arriba. Pero somos San Lorenzo y de ilusiones está hecha nuestra historia. Algunas terminan bien, otras definitivamente no. Pero esta ilusión, la que queda, sigue latente. Y por esta noche, te dejás apresar.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CON VÉLEZ A LA TARDE
- A VARELA CON DOS CAMBIOS
- "VOLVER A SAN LORENZO"
- DIEGO AGUIRRE SERÁ EL DT
- SE ESTRELLÓ EN LA ESTACIÓN FINAL
- CICLÓN A LA FINAL
- SACÓ PASTA DE CAMPEÓN
- TE SOPLAMOS LA NUCA
- EMPATE PARA DESPEDIR LA COPA
- UNA ASPIRINA CENTRAL Y PUNTA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS