18 OCT
2013
Compartir la noticia:

CASLAMARCA


Hubo un partido que el San Lorenzo que nunca nos falla empezó a jugar el 18 de septiembre cuando le ganamos a Estudiantes de Caseros y el miércoles emocionó a propios y a extraños, escribiendo una nueva página en la hermosa historia de este amor incondicional. Esos 27.000 fieles que desde distintos puntos del país se acercaron a Catamarca, hoy ya rebautizada como Caslamarca, merecen un reconocimiento especial.

CASLAMARCA

Aquellos afortunados que por 3 días paralizaron sus vidas para entregársela por completo a los colores de este amor embellecieron de Azulgrana a la provincia de Caslamarca. Interminables colas de micros, autos por doquier; los Cuervos invadieron el norte argentino con la esperanza de ver campeón al Ciclón. Desde los distintos rincones del país, con las banderas de siempre y varias nuevas, variedades de tonadas nos identificaban como hermanos de un mismo sentimiento que no reconoce de distancias. Gente grande, gente joven; tipos que han vivido mucho, de lo bueno y de lo malo, rodeados de cuervitos con la alegría de dar sus primeros pasos confundiéndose dentro de la Marea Azulgrana. En Caslamarca estaban todos y más, ante la incrédula mirada de los locales que comentaban en cada charla al pasar que jamás la provincia había vivido una movilización como la Santa.


Y a los Cuervos los hicieron pasar por todas. Con un viaje descomunal, peleándole al calor y a la sed, kilómetros que se hacían interminables aun con la certeza de que al llegar los esperaba lo mejor. Y un regreso empapados y muertos de frios, con una tormenta que quiso medir nuestro aguante y sólo nos hizo redoblar el calor de nuestras gargantas. Gargantas que no pararon de alentar, en ningún momento. Gargantas para una emocionante previa en la tribuna, liberando las ansias que golpeaban en el pecho por ver entrar a la cancha a la gloriosa Azulgrana. Gargantas que no supieron del himno nacional ya que el único himno a entonar lo iba a digitar el hermoso repertorio de La Gloriosa. Gargantas que no le dieron silencio al resultado, porque perdiendo por 1, 2 y 3 goles fueron indiferentes al dolor de los corazones. Había que alentar y alentar y dejar en claro que el Pueblo Azulgrana es una fiesta, pase lo que pase, sea donde sea. Y así fue que ni el silbato final nos calló, locos de mierda alentando sin parar, alentando al amor de nuestras vidas, alentando a San Lorenzo.


Esos 27 mil enfermos representaron a lo mejor que tiene el Ciclón; su gente. Divina y majestuosa, distinta por donde se la mire. Esa gente que no se merecía perder así, pero que no iba a dejar de aprovechar la oportunidad de armar una verdadera fiesta. Una verdadera fiesta caslamarqueña.

Imágenes de la noticia:
CASLAMARCA CASLAMARCA

Click sobre las imágenes para ampliar

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- "TE TIRAN AL BOMBO"
- "TENER PACIENCIA"
- CORUJO AL MEDIO
- FECHAS PARA LAS SEMIS
- POR LAS SEMIFINALES
- CUERVO EN CHILE
- "ME GUSTA CÓMO JUEGA"
- EL ÚLTIMO ARGENTINO
- HACIA VENEZUELA
- SE VIENE LA GUAIRA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS