17 JUL
2013
Compartir la noticia:

CON MÁS TRANSPARENCIA GANAMOS TODOS


Por Alejo Diaz
Licenciado en Comunicación Social. Socio Nro. 43.799
[email protected]
Twitter: @diazas

Como casi ningún otro club, San Lorenzo tiene una masa societaria con vocación participativa. La herencia del 30 de Noviembre, en torno al queremos saber de qué se trata, generó socios empoderados; es decir, hinchas pro-activos, que desean hacerse cargo de una situación. En ese camino, que entendemos positivo, desde la Institución debe trabajarse con la transparencia como herramienta de innovación y motor de productividad.

CON MÁS TRANSPARENCIA GANAMOS TODOS

Desde 2000 en adelante vemos cómo el socio se preocupa cada vez más por lo que pasa y se moviliza cuando siente que tiene las puertas abiertas para formar parte. Además de aquel 30 de Noviembre que evitó el gerenciamiento de San Lorenzo, podemos repasar cada una de las marchas por la Vuelta a Boedo, la convocatoria espontánea hace exactamente un año que sepultó al gobierno de Carlos Abdo o las dos elecciones masivas, en 2010 y 2012, entre otros eventos que tuvieron al socio como principal protagonista.

Vemos socios empoderados, presentes, verdaderos dueños. Interesados, como nunca antes, en presenciar las reuniones de Comisión Directiva, en conceptos como “Estatuto”, “Presupuesto” y “Balance”, y preocupados por conocer cuál es el destino de la Institución, al menos en sus lineamientos generales. No todos, claro, pero el número de atraídos por estos temas creció sustancialmente en los últimos años.

No es la idea empalagar con elogios al socio ni tampoco aburrir con una nota académica sobre Gobierno Abierto, Open Data y Acceso a la Información, pero tenemos delante nuestro una oportunidad inmejorable para potenciar esta participación y utilizarla en favor de San Lorenzo, como motor de productividad. Claro, siempre y cuando estemos convencidos de que un socio crítico es más beneficioso que un indiferente, un adulador o un bufón.

Decir que hay que responder y fomentar esta participación suena abstracto, e insistir en que hay que generar confianza para multiplicar los recursos parece trillado. Pero, si lo traducimos en números, podríamos entender que abrir las puertas de la administración representa hinchas que se convierten en socios, que perduran en el tiempo; que se sienten a gusto pagando un Bono Solidario; que eventualmente deciden abonarse porque saben adónde está destinado su dinero; que convencen a un amigo para hacer lo mismo, etc. Y en términos sociales, estaríamos hablando de un club más humano, plural y democrático.

Existen aplicaciones -casi gratuitas para el presupuesto de San Lorenzo (CKAN, por citar una)- que podrían llevar la información de cada gasto, por minúsculo que sea, a un click de distancia de los 42.000 socios. Las redes sociales, mucho más masivas pero menos eficientes, también son un complemento, que por suerte el Club decidió institucionalizar. Pero antes de correr hay que aprender a caminar. Y si bien San Lorenzo intenta achicar la asimetría de información -a través del Departamento de Comunicación Digital, por ejemplo, o con la publicación de las actas de las reuniones del Departamento de Peñas que fomentan la participación-, previamente debería revisar las estructuras más arcaicas, que son las que agregan valor a los datos. Una de ellas es el área administrativa.

Desde el comienzo de la gestión de Carlos Abdo hasta el día de la fecha, la Comisión Fiscalizadora observa, en cada uno de sus informes, lo dificultoso que es trabajar con material contable debido a la falta de personal calificado que produzca información oportuna, veraz y confiable. Quizás sea por esto (es un deseo, ya que de lo contrario estaríamos en el plano de la decisión política) que en el último año no accedemos a ninguno de los Cuadros Financieros mensuales que debe elaborar la Tesorería, lo que sería muy útil para conocer cuánto dinero ingresa, cuánto egresa, cuál es su destino o procedencia, cuántos socios se sumaron, cuántos están al día y cuántos son morosos.

Por decantación, vemos que la producción y pluralización de la información dota de poder no sólo a los socios, sino también a los dirigentes, oficialistas y opositores. Un Gobierno Abierto es una herramienta para gobernar mejor. Conocer las ejecuciones mensuales y semestrales ayuda a saber si el rumbo es el adecuado y cuándo es el momento de rectificarlo, antes de que no haya agua caliente o el equipo pelee en los últimos puestos. Porque, como ya dijimos, nada es casual y a los hombres, que son buenos, si se los controla son mejores.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- PRIMERA REUNIÓN DE CD EN 2016
- SE ALARGA LA ESPERA
- ABONOS PARA 2016
- ENTRADAS CONTRA TEMPERLEY
- ENTRADAS CONTRA CENTRAL
- POLAROID DE LOCURA AZULGRANA
- ENTRADAS PARA EL DOMINGO
- CUERVO, ¿VOS LO ACEPTARÍAS?
- CUERVOS: A REEMPADRONARSE
- EL EJE DEL MAL

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS