10 JUL
2013
Compartir la noticia:

CON TU VERGÜENZA AL HOMBRO


Por Pablo Artecona
Licenciado en Comunicación. Escritor. Colaborador en DBV. Socio Nro. 70.773
[email protected]
Twitter: @partecona
EtiquetasEtiquetas: Futbol Profesional

Debo disculparme. Yo estaba en Avellaneda el día que debutaste en primera división con 17 años, allá por Diciembre del 1998. El talle de la camiseta te sobraba tanto, que parecía una bandera colgada alrededor de tu cuerpo. ¿Qué paradoja, no? Confieso que me reí.

CON TU VERGÜENZA AL HOMBRO

Parecías un nene salido de la escuelita de fútbol que no encajaba del todo en un partido de primera. Ni bien tocaste la pelota por primera vez, se podía intuir que no ibas a tardar mucho en ganarte mi respeto y el de todos.


Debo pedir perdón, porque alguna vez olvidé que fuiste un actor principal del título que le ganamos al River de Américo Gallego, por aquel entonces imbatible. Y además, porque ayudaste a romper el maleficio internacional, cuando le ganamos en aquel épico partido por penales al Flamengo, sellando lo que dejaría marcado en las estadísticas como el único equipo Argentino que ganó la Copa Mercosur. Eso que tan fácil olvidan los que nos piden que ganemos una copa. Olvidaba también, darte algunas explicaciones si alguna vez omití que en una final de Copa Sudamericana en Medellín gambeteaste a cuanto colombiano estaba en tu camino y sellaste el tercero de cuatro goles que nos dieron en el 2002, la primera Copa Sudamericana ganada por un equipo nacional. Pero todavía hay algo más por lo que te debo algunas palabras.


Cuando volviste a San Lorenzo hace un par de años, yo era uno de los que creía que eras un ex jugador. No me juzgues, es que la historia nos dio la espalda muchas veces desde nuestro propio riñón por alguna u otra extraña razón. Cuando el tiempo avanzó y nos vimos peleando un descenso, (nadie sabe cómo), ahí te vi con el equipo y la vergüenza al hombro. A veces con una rodillera, casi siempre infiltrado, pero pidiendo siempre la pelota. Poniendo por sobre todas las cosas la cara y el amor propio que muchos no demostraban. Me viene a la mente de golpe, tu humanidad gambeteando a jugadores de Newels cuando tiraste un centro que Gilgliotti transformó en victoria sobre la hora, en un partido que parecía empujarnos al abismo directo unos minutos antes. Ni bien salí del shock y me solté de cuanto cuervo me abrazaba a los gritos en la tribuna, te vi llorando a vos y ahí entendí todo. Pude ver quien eras realmente. Unas semanas más tarde reafirmaste esa sensación, cuando le dejaste un córner en la cabeza a Kanemman que nos sacó del descenso contra San Martin de San Juan, y cuando en el mismo partido, metiste sin aire un pique de treinta metros para darle el gol servido a Carlos Bueno, en ese partido que nos sacó la cabeza de la guillotina. Difícil sería olvidar, a quienes ese día, nos dieron un poco de paz a los que no dormíamos hacia semanas. Tampoco, puedo pasar por alto que te rompiste la rodilla en Córdoba, por no medirte jamás y jugando a muerte siempre con esta remera más allá del estado de tus piernas.


Necesito que tengas consideración de lo que me pasa, que comprendas que generalmente no estamos acostumbrados a ver a gente como vos en las canchas. Es que siempre a la larga, se sabe quién es quién, y a vos la gente ya te tiene identificado. Solo puedo sugerirte por último, que sigas por este camino y no cambies. Nos hace muy bien sentir que alguien se está recibiendo de ídolo después de mucho tiempo. No afirmo con esto, que no existen jugadores que se han ganado el cariño o el respeto de la gente, pero creo que con vos la cosa es diferente. Perdón nuevamente por esta catarsis, es que te debía unas palabras que hicieran un poco de eco a lo que entiendo por justicia o que por lo menos me dejara un poco más en paz con mi alma. ¡Gracias Pipi! Ahora siento que te debo un poco menos.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CON VÉLEZ A LA TARDE
- A VARELA CON DOS CAMBIOS
- "VOLVER A SAN LORENZO"
- DIEGO AGUIRRE SERÁ EL DT
- SE ESTRELLÓ EN LA ESTACIÓN FINAL
- CICLÓN A LA FINAL
- TE SOPLAMOS LA NUCA
- CONTINÚAN LAS PRÁCTICAS
- REGRESO AL TRABAJO
- REPITE ONCE EN LA COPA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS