19 AGO
2014
Compartir la noticia:

HISTORIAS QUE SE CIERRAN (PARTE II)


Con la instalación de la vuelta a Boedo como fin, San Lorenzo logra torcer el pensamiento del socio histórico. Boedo finalmente se transforma en la meta madre.

HISTORIAS QUE SE CIERRAN (PARTE II)

La Ley de Reparación Histórica de 2007 fue la primera muestra de que la Vuelta no era una locura: los resultados concretos, tangibles, empezaban a llegar. Ese mismo año presentamos el Proyecto La Gloriosa para que la Vuelta a Boedo comenzara el tránsito que va del sueño al proyecto.


Ya en 2010 se vió un incipiente cambio de mentalidad que se reflejó en los debates de la campaña electoral y a fin de ese año Adolfo Res presenta en Legislatura el Proyecto de Restitución Histórica. Lo que vino entre 2010 y 2012 fue un periodo intenso de nuestra historia, donde coexistieron la pesada inercia del pasado, la debilidad política del gobierno electo en 2010 y la lucha por no descender de categoría con los avances de la Vuelta a Boedo.


En 2012, el 8 de Marzo, con el equipo a punto de descender, 100.000 cuervos llenaron la Plaza de Mayo pidiendo por la Vuelta a Boedo. Es notable el simbolismo de ese día: por un lado, el contexto dado por la agonía del San Lorenzo surgido en los 60, que seguía condicionando la realidad del club al punto de amenazar con un nuevo descenso que parecía inevitable, y por otro lado, cien mil cuervos que no querían hablar más de Boedo en pasado, que querían soñar con un futuro diferente.


De ese 8 de Marzo tomaron nota TODOS, cuervos o no. Y a nivel interno, ya nadie podría minimizar la importancia de la Vuelta.


San Lorenzo se salvó del descenso en forma milagrosa y asumió el gobierno la dupla Lammens – Tinelli. Como es público y notorio la gestión del club fue rápidamente ordenada. Y en la gestión del fútbol profesional los aciertos superaron a los errores. En lo que se refiere a la contratación de Directores Técnicos, más allá de gustos personales hay que decir que Pizzi logró eliminar el riesgo de descenso y terminó logrando el campeonato y la clasificación a la Libertadores 2014. Con la salida de Pizzi, la Comisión Directiva tenía que tomar la difícil decisión de elegir un DT para jugar la Copa en plazo perentorio. Y la elección de Edgardo Bauza fue un gran acierto de la actual gestión. Era la persona indicada, lo era en ese momento y el tiempo lo confirmó.


Al mismo tiempo que San Lorenzo comenzaba dificultosamente su camino hacia la consagración copera, en Abril se firmó el histórico convenio con el hipermercado francés, cerrando así una negociación muy compleja sobre la que nadie podía arriesgar un pronóstico favorable en su inicio.


Y a los pocos meses llegó la Libertadores, la maldita copa que nos obsesionó durante décadas. Con un aspecto a destacar, que en buena parte explica el logro obtenido: luego de años oscuros donde la entrega y el profesionalismo de los planteles profesionales del club fue al menos dudosa, San Lorenzo volvió a tener un equipo que dejó todo en la cancha, un plantel en el que todos tiraron para adelante.


Es un logro que muchos cuervos sentimos que ha cerrado definitivamente la herida del descenso de 1981.


Pero no es la única historia que está teniendo un cierre. En 1960 San Lorenzo regaló la primera Copa Libertadores y casi al mismo tiempo comenzó a irse de Boedo. 54 años después, San Lorenzo obtuvo su primera Libertadores cuando comenzó a concretar la Vuelta total a Avenida La Plata. Era Vuelta y Copa nomás.


Ojalá este presente sea un piso consolidado y no un techo. Ojalá San Lorenzo siga teniendo planteles profesionales que nos enorgullezcan. Ojalá podamos incrementar aún más la cantidad de socios. Ojalá la Vuelta a Boedo siga avanzando y rápidamente pase a ser parte de la vida cotidiana del club, con actividades permanentes en las nuevas instalaciones existentes y en las ampliaciones que vendrán. Ojalá podamos terminar pronto la adquisición del terreno principal en Boedo e iniciar la construcción del estadio.


Faltan muchas cosas, es cierto y no es difícil verlo. El futuro no está asegurado y habrá que seguirlo construyendo día a día. Pero no por eso vamos a perder de vista este presente, con San Lorenzo Campeón de América, con 60.000 socios, con la Vuelta a Boedo en marcha y sobre todo, con una nueva mentalidad en los socios que creen en el potencial de San Lorenzo, que sin renunciar a lo construído en el Bajo Flores saben que Boedo es una riqueza para el club (y no un lastre), que es el futuro y no el pasado y que es orgullo y no nostalgia. El gigante se empezó a despertar, no es poco.

si todavía no leíste la primera parte, hacé click acá 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- VIGGO MORTENSEN VA POR EL OSCAR
- SUR, PLAN REGULADOR Y DESPUÉS...
- SERIA UN GRAN HONOR
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA.(Parte 1)
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 3)
- LOS ANTIVUELTAS ATACAN DE NUEVO
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 2)
- EL BOLETO COMPLETO
- SESIONA LA ASAMBLEA
- OTRO PASO HACIA BOEDO

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS