19 NOV
2014
Compartir la noticia:

LA VUELTA, ENTRE ALEGRÍAS Y DUDAS


Los convenios secretos con Carrefour y el GCABA favorecen teorías y especulaciones que contrarían los intereses de la Vuelta a Boedo. Ciertas informaciones que circulan ameritan aclaraciones desde la dirigencia. La transparencia en la causa debe ser acorde a la magnitud de la misma.

LA VUELTA, ENTRE ALEGRÍAS Y DUDAS

La vida institucional de San Lorenzo suele caracterizarse por una vertiginosa ciclotimia y este 2014 no es la excepción. En Abril San Lorenzo firmó el histórico acuerdo con Carrefour, cuyo contenido no fue dado a conocer.


Esta tema  de la confidencialidad, claramente cuestionable, pasó desapercibido a la mayor parte del pueblo sanlorencista y la obtención de nuestra primera Copa Libertadores en Agosto contribuyó a dispersar la atención. A los pocos días de obtenido el histórico triunfo, el Vicepresidente Marcelo Tinelli manifestó que, obtenida la Libertadores, ahora el club iba a ir con todo por la Vuelta a Boedo.


Unos días antes de la firma del acuerdo con Carrefour, el 21 de Marzo, San Lorenzo y el Gobierno de la Ciudad firmaron un acuerdo que en los medios nacionales se indicó que buscaba “desarrollar la oferta educativa y los espacios verdes en la zona sur de la ciudad”. Marcelo Tinelli y Mauricio Macri estuvieron presentes en la firma del acuerdo, cuyo contenido concreto nunca se informó, pero sobre el que rápidamente trascendió que incluia obras en Boedo financiadas por el Gobierno de la Ciudad. Como detalle inquietante, en ese acto el Jefe de Gobierno porteño manifestó que “un estadio vale mil escuelas”, sin que resulte claro a qué se refería con sus dichos.


Con el correr de los meses algunas cuestiones del acuerdo con Carrefour fueron puestas en duda. Específicamente, cuál era el monto mínimo transferido desde el fideicomiso que obligaba a Carrefour a comenzar a construir el nuevo supermercado en la esquina de Inclán y Avenida La Plata. Esta fue la primera señal de alerta.


Luego se agregaron rumores y mensajes en la web o en programas de radio que alertaban sobre aspectos del convenio con el GCBA que ponian en riesgo la Vuelta a Boedo.


En ningun caso hubo desmentida ni aclaración por parte de la Comisión Directiva del club.


Y así se llega a las recientes declaraciones del Jefe de Gabinete del GCBA, Horacio Rodriguez Larreta, que en el marco de una reuníon con vecinos de Boedo opositores a La Vuelta manifestó que “La Vuelta no avanzó ni medio metro” y que “no ve perspectivas”, además de mencionar cuestiones ligadas al convenio firmado en Marzo por el cual (según Rodriguez Larreta) San Lorenzo cedería un espacio verde en Boedo.


Con el correr de los días en foros de Internet trascendieron otros aspectos del convenio (firmado en Marzo, hace 8 meses), tales como una hipotética cesión al club de un terreno en Doblas 1700, que (aparentemente) no iba a prosperar.


Por si esto fuera poco, también ha trascendido que Carrefour demanda más metros que los inicialmente acordados.


Ante esta sucesión de hechos tenemos que decir en primer lugar que resulta inaceptable que el socio, el mismo al que se invita a participar del Fideicomiso, desconozca el contenido de convenios tan importantes sobre la Vuelta y que lo que se conoce es a través de canales informales donde nadie se responsabiliza sobre lo vertido, como es el caso de los foros de internet.


Podemos aceptar que algunos aspectos del convenio con Carrefour no se hayan dado a conocer para no facilitarle la vida a potenciales opositores al proyecto. Pero no podemos encontrar razón alguna para la no difusión del convenio con el GCBA.


En segundo lugar, nos resulta incomprensible que el club haya cedido un solo metro en Boedo al GCBA, aparentemente para lograr el financiamiento de la culminación de lo que se construye en el Predio Salcedo. Dicho sea de paso, se mantiene así una constante: el club no parece poder invertir un peso en Boedo.


En tercer lugar, los hechos citados nos recuerdan (y con los mismos actores institucionales) con angustia el proceso que terminó con la demolición del Gasómetro. Durante años desde los 60 se sucedieron los rumores, un día se decía que la mudanza era un hecho, otro se decía que el estadio se iba a hacer de cemento…y así se lograba neutralizar posibles oposiciones. En esa época tambien había un convenio con la MCBA, que dio pie a Cacciatore para forzar su cumplimiento. En 1979 nadie dijo que el 2 de Diciembre era el último partido en Boedo.


San Lorenzo, su gente, ha luchado mucho por la Vuelta como para que se firmen convenios sin objeto aparente y que terminen siendo nocivos para el club. La historia de nuestra relación con la MCBA y el GCBA es conflictiva y con San Lorenzo perdiendo siempre.


Parecía que los avances en la Vuelta en Legislatura iban a abrir un nuevo capitulo de cooperación con beneficio mutuo con el gobierno porteño pero las sombras del pasado han vuelto a aparecer, o al menos así se ve desde lo poco que se trasmite al socio.


También queremos decir que nos resulta muy extraño el requerimiento de Carrefour por metros adicionales. Queremos creer que el pedido es motivado exclusivamente por una evaluación errada por parte de Carrefour sobre sus necesidades de espacio (lo cual ya de por sí mostraría una falta de seriedad llamativa por parte de la empresa) y que no hay ningún otro actor detrás de ese pedido.


Mientras tanto, el Fideicomiso se sigue completando. Se escucha por ahí que la respuesta de los socios no es la esperada. Son formas de verlo.


También se puede decir que los miles de socios que están contribuyendo lo están haciendo sin ver un proyecto concreto, sin ver a San Lorenzo invertir en Boedo, percibiendo la oposición de algunos vecinos, con una débil (por decir lo menos) política de comunicación por parte del gobierno y escuchando toda clase de rumores negativos.


Algunas de estas cuestiones están entrelazadas y puede no ser fácil enfrentarlas en forma simultánea, lo sabemos. También es cierto que el pasaje de la Vuelta como sueño, como canción en la cancha, a la Vuelta concreta no está libre de conflictos.


Por ejemplo, alguien puede cantar que “por la Vuelta todo daría” pero después puede pensar que si el proyecto no incluye un estadio de al menos 50.000 personas no vale la pena. Otros pueden considerar que si no hay certeza sobre la construcción del estadio no vale la pena adquirir el terreno.


Por supuesto, todas estas disquisiciones parecen abstractas: sin tener el terreno no se puede discutir cómo usarlo. Pero tal vez no funcione así en la mente de algunos socios, que quizás quieran saber qué se va a construir antes de participar del Fideicomiso.


Para no hablar de los socios que esperarían recibir compensaciones concretas por contribuir a financiar la compra del terreno.


Puede considerarse que estas posiciones son mezquinas, equivocadas, etc, pero será más fructífero pensar cómo lograr atraer a más cuervos al fideicomiso aceptando que hay distintas actitudes y pensamientos sobre la Vuelta a Boedo.


Ayudaría mucho definir un proyecto UNICO, concreto, con Estadio, que integre todos los terrenos en Boedo. Que sea el proyecto del Club Atlético San Lorenzo de Almagro.


También tendría un fuerte efecto ver inversiones en Boedo por parte del club. Parece cómo si en San Lorenzo todavía no hubiera plena consciencia del potencial de atracción de socios que tendrían las instalaciones sociales ampliadas. Quienes frecuentamos la sede de Av. La Plata sabemos que a ella concurren a practicar deportes socios que viven incluso en barrios relativamente alejados como Mataderos, Villa Crespo, por dar unos pocos ejemplos. Y no todos son hinchas de San Lorenzo. Esto da una idea del potencial de atracción que tiene el club en las condiciones actuales, imaginemos lo que sería con otra infraestructura..


 Las inversiones en Boedo también harían que mejorara la imagen ante los vecinos. Este último tema, la relación con vecinos conflictivos, deberá ser asumido por el club, identificando los tipos de reclamo, su razonabilidad (en los casos en los que la tuviera) y dando soluciones si hicieran falta, para evitar que por ignorancia, desinformación o indiferencia por parte del club algunos vecinos puedan transformarse en verdaderos hold-outs de la Vuelta a Boedo.


Y por último, ayudará mucho que el club se haga cargo de comunicar claramente los avances o dificultades de la Vuelta a Boedo porque el socio, el mismo que votó masivamente al actual oficialismo, el mismo que banca la Vuelta y al que se invita a participar del Fideicomiso, quiere y merece saber de qué se trata por boca de las autoridades del club.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- SIRVE PARA AUTOMOTIVARSE
- VIGGO MORTENSEN VA POR EL OSCAR
- SUR, PLAN REGULADOR Y DESPUÉS...
- SERIA UN GRAN HONOR
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA.(Parte 1)
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 3)
- LOS ANTIVUELTAS ATACAN DE NUEVO
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 2)
- EL BOLETO COMPLETO
- SESIONA LA ASAMBLEA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS