09 OCT
2014
Compartir la noticia:

SAN LORENZO, EL CAMPEON DEL SIGLO XX


Por Matías Calderazzi
Periodista Deportivo.
[email protected]
Twitter: @MatiCaldera
EtiquetasEtiquetas: Entrevistas

Carlos Perroni, ex gloria del básquet azulgrana, integrante del equipo “La Catedral” y el jugador que más veces vistió la camiseta de Boedo habló en exclusiva con DeBoedoVengo, en donde contó sus sensaciones por el ingreso al TNA y su pasado como basquetbolista.

SAN LORENZO, EL CAMPEON DEL SIGLO XX

La Era de oro del básquet en San Lorenzo comenzó en la década del 40 y perduró hasta mediados del 70, en donde comenzó la debacle deportiva e institucional. El club, entre esos años, conquistó 12 campeonatos nacionales, 5 metropolitanos y 11 torneos Aperturas; además de conseguir el Nacional de clubes del 1958 y el subcampeonato de Quito 1958. Entre otros logros, el equipo realizó giras por Brasil, Europa, Centroamérica y Estados Unidos, y jugó un partido contra los reconocidos “Harlem Globbe Trotters” en el Luna Park.


Luego de la época gloriosa, el club, en lo deportivo y dirigencial, cayó en un pozo sin fin. Todo cuervo recuerda con mucho sufrimiento los periodos oscuros del club a mediados de la década del 70 y principios del 80. El básquet tuvo su primera participación en la Liga Nacional en 1985, descendió ese mismo año, y hasta 1996 se dejó de practicar como deporte.


En un ambiente muy sanlorencista, Carlos Perroni contaba cada historia de vida y del club como si fuera ayer. El base o armador que supo vestir la camiseta número 6 azulgrana, y que la traspiró entre los años 1958 y 1974 contó sus sensaciones por el ingreso del primer equipo de básquet al TNA (debuta el viernes 10 de octubre).


MC: ¿Como lo ves al equipo ante este desafío y que aportaste, desde tu lugar, para que este ingreso al TNA sea real?


 San Lorenzo formó un equipo para acender del torneo Federal al TNA. No sé como le puede ir al jugar en esta categoría. Yo lo único que hice fue arrimar, hace un par de años, a la persona que coordina el básquet que es Alejandro Cassetai, que era el que estaba más relacionado con el básquet Nacional.


MC: El ingreso al TNA, ¿es una idea que venís pregonando de hace años?


CP: Si, si. Obvio. En el 2003, con Cassetai, la dirigencia de Gil- Savino nos ofrecía comprar una plaza al TNA, ya que el presupuesto en ese entonces nos permitía comprar un lugar, pero el club optó por comprar una plaza en el Voley que le duró un año y meses, y luego desapareció.


Perroni, cuervo desde la cuna, cuenta con orgullo cada anécdota y momentos únicos de su etapa como jugador en la época más gloriosa del club. Lamenta sin cesar, la poca transcendencia que tuvo (hasta el ingreso del torneo federal) este deporte que lo ubicó a San Lorenzo en lo más alto del básquet Nacional. Además, nos cuenta el cómo y por qué del nombre “La Catedral”.


MC: ¿Por que los llamaban "La Catedral"?


CP: Fue un equipo que se formó en 1967 hasta 1973, ganó casi todos los campeonatos que jugó. El tema que en 1971, había muchos jugadores con experiencia que superaban los 30, 31 años y era un grupo muy chico de 6 o 7 jugadores, y un jugador de Boca, Emilio Domani, quien nos acompañó a la gira de Europa de ese año, vino un día nos dice <Ustedes son todos unos viejos, se caen a pedazos, son como La Catedral, no terminan nunca y son campeones siempre>, y el periodismo “agarró” ese apodo quedó en la historia del básquet.


MC: ¿Que diferencia vez en el básquet de esta época y la tuya?


CP: Creo que la gran diferencia es que los clubes no fomentan sus planteles con las divisiones inferiores, y que son jugadores traídos de otras instituciones, duran un año y después se van a otro club. Todos los años hay muchos cambios en los planteles, y esa era la gran diferencia con mi época.


MC:¿Por que crees que San Lorenzo fue un equipo de elite en esos años en el Básquet?


CP: Principalmente, por que mantuvo por muchos años la misma alineación. El equipo se formó con distintas características: goleadores, luchadores, reboteros, corredores y gente que armaba el juego como yo; jugamos tantos años juntos, que ya nos conocíamos de memoria en la cancha y a cualquier rival le costaba ganarnos. Una característica de nuestro equipo, era que jamás nos dábamos por vencido, podríamos estar perdiendo por 15 a falta de 3 minutos, y muchas veces lo ganábamos de arremetida.


El padre del ex jefe de prensa de Básquet y actual “voz del estadio”, Román Perroni, cuenta varias proezas que vivió en su etapa jugador y, a pesar de haber sido el jugador que más veces vistió la camiseta azulgrana, en 1974, leyendo la revista “El Ciclón” (mantiene una gran colección en su casa) se enteró de que ya no era más jugador de San Lorenzo.


MC:¿En esa época gloriosa del club, San Lorenzo estaba muy por encima de los demás equipos?


CP: No, siempre había que lucharla. Había muy buenos equipos como Boca, River, Racing. Me acuerdo un desempate con Racing en un metropolitano: jugábamos en la última fecha contra ellos en el Luna Park, si Racing ganaba era campeón, y si nosotros ganábamos forzábamos un desempate; terminamos ganando muy bien ese partido y jugamos el desempate en el Ateneo Popular de Versalles, en un estadio con tan sólo 3500 localidades. El partido fue muy duro, terminamos abajo en el primer tiempo, y recién en el final del segundo, pudimos darlo vuelta y ganar ese campeonato metropolitano y ellos jamás pudieron borrarse esa serie.


MC:¿Que jugador tenías como referente?


CP: Siempre me acuerdo de todos mis compañeros, pero nosotros teníamos un referente en el equipo, Carlos Vasino, pivot de gran tamaño, murió hace un par de años, y siempre digo “hoy en día no habría plata para pagarlo como pivot”, por que era un jugador muy completo, sano, y gran persona.


MC: ¿Recordás alguna anécdota de tu etapa como jugador?


CP: Me acuerdo un partido que jugábamos con River en Obras Sanitarias, el último partido del torneo metropolitano (el más importante en la Capital Federal), cuando faltaban 3 segundos para terminar el partido, River nos empata con un tiro libre, y todos sus jugadores salieron a festejar, dándonos la espalda a nosotros, y rápidamente saca un compañero mío y la recibo a dos metros atrás de mitad de cancha, y rápidamente me doy vuelta, y antes que sonara el timbre de la mesa lancé la pelota con las dos manos y tuve la suerte de que entró y ganáramos el partido, y el metropolitano de 1971.


Finalizando la gran charla con una gloria de la historia del club, Carlos Perroni proyecta su sueño a futuro y lo que pretende que se realice en la organización para volver a los planos más importantes del básquet Nacional.


MC: ¿Qué expectativas a futuro tenés para el básquet en San Lorenzo?


CP: Yo creo que se deben dar las cosas a su debido tiempo, el equipo jugó un solo año en el torneo federal, lo hizo bien, mantuvo la categoría que era el objetivo principal y creo que para el TNA el objetivo del plantel debería, aunque al hincha no le guste, mantenerse en el TNA otra temporada, hacer una buena experiencia, formar un buen equipo, reforzar lo que haga falta, y recién ahí esforzarse para acender a la liga Nacional.

Imágenes de la noticia:
SAN LORENZO, EL CAMPEON DEL SIGLO XX SAN LORENZO, EL CAMPEON DEL SIGLO XX

Click sobre las imágenes para ampliar

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- “GANAR EL MUNDIAL DE CLUBES, LO MEJOR QUE ME PODRÍA LLEGAR A PASAR EN LA VIDA”
- DE BOEDO AL MADISON SQUARE
- ARMAN LAS VALIJAS
- "EL CANSANCIO NO AFECTA TANTO EN LA ALTURA"
- "NO SE PUEDE VOLVER ADONDE YA ESTÁS"
- “LOS MEJORES TIENEN QUE ESTAR EN LA CANCHA”
- "TENGO ALGO QUE PUEDE AYUDAR AL EQUIPO"
- "ESTOY EN EL CLUB QUE SIEMPRE QUISE ESTAR"
- "LAS INFERIORES DE SAN LORENZO SON LAS MEJORES"
- “FALTAN CAUDILLOS QUE PEGUEN UN PAR DE GRITOS”

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS