16 DIC
2013
Compartir la noticia:

CAMPEONES A PESAR DE LOS PITOS


Los arbitrajes de Lunatti, ante Estudiantes, y Pitana, ante Vélez, le impidieron a San Lorenzo sumar de a tres en los últimos dos cotejos, hicieron más sufrida la definición del certamen y -sobre todo- tiraron por la borda las especulaciones de muchos. Mal que le pese a la gilada: San Lorenzo campeón, no sólo sin ayudas, sino a pesar de los pitos. Como toda la vida.

CAMPEONES A PESAR DE LOS PITOS

Quien creía que San Lorenzo lograría ser campeón sin sufrir estaba igual de errado que quien pensaba que alguna vez, aunque sea de pura casualidad, los arbitrajes nos serían más favorables que perjudiciales en instancias definitorias. Históricamente hemos logrado todo lo que logramos a pesar de los pitos, y nunca gracias a ellos, que también fueron en gran medida responsables de muchas de nuestras frustraciones (en tiempos recientes, no hace falta más que evocar 2003 o 2008, por citar dos ejemplos grotescos). Este 12º título no fue la excepción. 

Cuando la gilada se apoyaba en un penal pateado dos veces por adelantamiento del arquero rival (lo cual, en su momento, no dejó de ser una sanción lícita) y se llenaba la boca de rumores sobre las supuestas influencias en AFA de nuestros popes, el controvertido Lunatti dejó en claro que a San Lorenzo nunca se le regalará nada desde Viamonte. Por el contrario, si se lo puede complicar, se lo complicará. Pitana, ayer, y por si hiciera alguna falta, lo reafirmó. 

Más allá del flojo rendimiento del equipo, no vamos a olvidar que -a cinco minutos del cierre del match ante Estudiantes, con un estadio rebalsado de gente y las matemáticas avalando la vuelta olímpica- Lunatti decidió no sancionar un enorme, inobjetable, penal a Cavallaro. Tampoco omitiremos, al margen de la alegría que sentimos por la coronación final en Liniers, el increíble avance de gol que Pitana cortó para marcar foul a Piatti, cuando la bocha le quedaba a Alan Ruiz para abrir el marcador; ni el agarrón adentro del área de Vélez y con la pelota en juego a Gentiletti, que prefirió cobrar al revés; ni la patada descalificadora de expulsión de Desábato a Romagnoli, que hubiera dejado con uno menos a los de Villa Luro, con gran parte del segundo tiempo por jugarse. 

Que se entienda bien: no queremos ni pedimos ayuda. Nos encantaría un poco más de ecuanimidad, pero estamos acostumbrados a que no la haya. En cierta medida, sentimos un poco de regocijo al respecto. Tenerlos en contra, sépanlo, nos hace disfrutar el doble. 

“Aunque la AFA no quiera, la vuelta vamos a dar”. Un cantito que, aunque hace mucho no se entona, nunca perdió validez. A ustedes también, los sospechosos de siempre, va dedicada esta consagración. 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CON VÉLEZ A LA TARDE
- A VARELA CON DOS CAMBIOS
- "VOLVER A SAN LORENZO"
- DIEGO AGUIRRE SERÁ EL DT
- SE ESTRELLÓ EN LA ESTACIÓN FINAL
- CICLÓN A LA FINAL
- TE SOPLAMOS LA NUCA
- CONTINÚAN LAS PRÁCTICAS
- REGRESO AL TRABAJO
- REPITE ONCE EN LA COPA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS