13 OCT
2015
Compartir la noticia:

CARTA ABIERTA A NUESTROS VECINOS EN BOEDO


La maliciosa nota de Ámbito sobre el valor de las propiedades en Boedo deja en evidencia el avance mediático de quienes no quieren el regreso de San Lorenzo a Av.La Plata, o bien pretenden un provecho económico generando pánico en la gente. Es por eso que le recordamos a los vecinos de Boedo esta carta que les redactamos hace 2 años.

CARTA ABIERTA A NUESTROS VECINOS EN BOEDO

Sr/a. Vecino/a: 

Hace más de 10 años, San Lorenzo de Almagro comenzó el camino de regreso al barrio de Boedo. En realidad, San Lorenzo, su gente, su alma, nunca se fue de allí, pero la falta de un espacio físico (un cuerpo) impidió desde 1979 una vida social plena del club en el barrio que lo vio nacer y al que contribuyó a dotar de identidad.


El reconocimiento por parte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires del daño provocado al club por la dictadura militar se tradujo en la Ley de Reparación Histórica de 2007, que devolvió al club los terrenos de Mármol y Salcedo y en la reciente Ley de Restitución Histórica que se sancionó el histórico 15 de Noviembre de 2012. Luego de una lucha de más de una década, San Lorenzo volverá a estar en Boedo en cuerpo y alma.

Sabemos que la transformación que se viene en el barrio puede generar inquietud y preocupación. Percibimos, por notas que leemos en medios masivos, que tales preocupaciones, naturales y comprensibles, están siendo exacerbadas por opinadores que o bien desconocen el tema o directamente están actuando como voceros de intereses económicos opuestos a la Vuelta a Boedo. Le sugerimos, con todo respeto, que mantenga la tranquilidad y que no permita que lo utilicen sectores a los que el barrio de Boedo y sus vecinos nunca le interesaron.

El fútbol como actividad humana genera posiciones variadas en las personas. El espectro abarca desde aquellos que lo viven con pasión hasta los que detestan tener el más mínimo contacto con él. Por lo tanto, es inevitable que algunos vecinos puedan no simpatizar con la Vuelta de San Lorenzo a Boedo.

Pero lo que no es inevitable es que Ud. afecte su salud mental preocupándose por escenarios extremos que no van a ocurrir, guiándose por el tremendismo de algunos discursos. Lo invitamos a realizar un pronóstico racional, objetivo, sobre el futuro del barrio con la Vuelta de San Lorenzo.

Comenzando con lo “malo”, quizás a usted le preocupe que 19 días del año, durante 5 horas, se organicen partidos de fútbol en su barrio. Se sabe que el fútbol trae bullicio en las calles. Este efecto se puede sentir en las inmediaciones de los estadios, pero a más de 200 metros queda muy reducido, esto es así en todos los estadios de la ciudad. Y los gritos durante el partido pueden ser amortiguados considerablemente por el diseño del estadio.

Con respecto al tema del estacionamiento y la congestión vehicular, un estadio en Avenida La Plata 1700 invita a dejar el auto lejos del estadio y llegar a él caminando. Esta es la conducta racional, dado que caminar es la forma más rápida de salir de un estadio. De esta forma, el efecto sobre el estacionamiento y el tránsito se reducirá al dispersarse en un radio de 10 cuadras a la redonda (o más). Y muchos sanlorencistas directamente prescindirán de usar el auto para llegar al estadio.

¿Le preocupa la violencia? Piense que, en primer lugar, el público sanlorencista es un público tranquilo. Trate de recordar episodios de violencia protagonizados en las calles por hinchas de San Lorenzo en la última década, verá lo difícil que le resulta. Y en segundo lugar, aunque nos pese, la tendencia creciente es hacia un fútbol sin visitantes.

Hoy en día, los visitantes son 500-1000 hinchas cuando se trata de equipos de provincias (casi la mitad de los equipos del torneo) y como mucho 3000 cuando se trata de equipos del área metropolitana. Llegan en micros, custodiados por la policía, asisten al partido y se retiran custodiados.

¿Le dicen que va a caer el valor de su propiedad? Esto no está demostrado por ningun estudio, al menos en Argentina. Veamos una comparación, basada en datos concretos: estudios académicos y relevamientos inmobiliarios muestran que la cercanía (400 metros o menos) a una estación de subte eleva el valor de las propiedades residenciales en 14%.

Entonces, si un subte que se utiliza los 365 días del año eleva el valor de la propiedad en 14% (en promedio), ¿le parece lógico esperar una reducción significativa del valor de su propiedad por la cercanía de un estadio que se utiliza 19 días al año? (y esto olvidando que el estadio tendrá un club social a su alrededor).

Hay hechos que son irrefutables. En Buenos Aires, sectores de clase media (e incluso, media alta) viven alrededor de estadios de fútbol. Puede constatarse en el Barrio River, en los alrededores del club Vélez o de las canchas de Argentinos Juniors, All Boys y Ferrocarril Oeste (en este último caso, lujosas torres para un público ABC1 fueron construídas recientemente a 60 metros del estadio). Estas no son teorías ni suposiciones, son hechos comprobables.Y los alrededores de los estadios citados no solamente son demandados para usos residenciales sino también comerciales.

Es decir que lo “malo”, si bien no puede descartarse totalmente, queda bastante relativizado. Ahora vayamos a lo bueno. Vayamos a lo que ocurrirá los restantes 346 días del año.

San Lorenzo construirá en Boedo un estadio que será el más moderno del país, de nivel internacional. Y alrededor del estadio se erigirá un complejo que transformará a la zona en un polo social, cultural y deportivo, con un microestadio y una sede ampliada (entre otras instalaciones), que disfrutarán los vecinos.

Además, la vuelta de San Lorenzo cambiará el perfil de la zona, aprovechando sus riquezas. Desde 2003 el turismo no ha parado de crecer en la ciudad de Buenos Aires. Entre las fortalezas principales de la ciudad se ubica su cultura, el tango y la fiesta del fútbol.Boedo cuenta con cultura y tango pero le falta el fútbol.Con la vuelta de San Lorenzo, Boedo se convertirá en una de las principales zonas turísticas de la ciudad. No es difícil imaginarlo.

El hipermercado que hoy ocupa el predio histórico de San Lorenzo absorbió casi la totalidad de la actividad comercial de los alrededores. Con el regreso del CASLA las propiedades cercanas al estadio serán solicitadas para usos comerciales, dado que la demanda sigue en la zona. Y a este efecto se sumará la necesidad de propiedades orientada a dar servicios a los concurrentes al club y a los turistas (bares, restaurantes, hoteles, etc).

Por todo esto, es mucho más probable que las propiedades suban de valor, en vez de bajar. Se mantendrá el perfil de barrio tranquilo, salvo tal vez en el entorno más inmediato del club, pero con un cambio que los vecinos disfrutarán: la mayor actividad en el barrio mejorará la seguridad en la zona.

El regreso de San Lorenzo al barrio es una enorme oportunidad para Boedo de lograr las transformaciones que otras zonas de la ciudad consiguieron en las últimas décadas.

Y si usted, al comparar las ventajas y desventajas prefiere estar afuera del nuevo Boedo que se viene, no tendrá problemas en irse. No tema por caídas del valor de su propiedad que lo lleven a una venta desventajosa porque no ocurrirán, más bien lo contrario. Por supuesto, este no es el mejor momento para vender, con una caída de la actividad inmobiliaria en toda la ciudad. Creemos que si decide vender desaprovechará el aumento del valor de su propiedad que se producirá cuando la Vuelta de San Lorenzo vuelva a poner a Boedo en el mapa de la ciudad, pero es su decisión y llegado el momento no tendrá problemas en ejercerla.

La vida es lo suficientemente complicada como para agregarse preocupaciones por pronósticos apocalípticos alentados por sectores con intereses económicos opuestos a la Vuelta a Boedo. Preste atención cuando vea a personajes que no viven en la zona quejarse con vehemencia de los efectos del proyecto y buscar el apoyo vecinal, no les haga el juego a aquellos a los que nunca les importó Boedo y que sólo buscan revolver el río para obtener un rédito económico.

Quisimos decirle todo esto para tranquilizarlo, para que pueda evaluar la situación con objetividad, fuera del pánico que tratan de instalar algunas operaciones de prensa.

Con todo respeto, le sugerimos que se informe antes de preocuparse o indignarse. Que se acerque a interiorizarse del tema con representantes del CASLA.

Los cuervos amamos Boedo, porque es sinónimo de San Lorenzo (y viceversa). Y por eso, sépalo, San Lorenzo nunca emprenderá un proyecto que degrade al barrio de Boedo.


Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- VIGGO MORTENSEN VA POR EL OSCAR
- SUR, PLAN REGULADOR Y DESPUÉS...
- SERIA UN GRAN HONOR
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA.(Parte 1)
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 3)
- LOS ANTIVUELTAS ATACAN DE NUEVO
- LA VUELTA A BOEDO: CUESTIONANDO UN MODO DE ACTUAR Y PENSAR EN PLANIFICACIÓN URBANA. (Parte 2)
- EL BOLETO COMPLETO
- SESIONA LA ASAMBLEA
- OTRO PASO HACIA BOEDO

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS