29 JUN
2015
Compartir la noticia:

DESAYUNO AMERICANO


EtiquetasEtiquetas: AFA

La Copa América despertó el espíritu conspirativo del periodismo nacional. Los que aquí juegan al distraído con las ayudas a River y Boca ahora denuncian que el fixture, sedes, árbitros y sanciones disciplinarias responden a un plan digitado para que Chile sea campeón. Mientras se desayunan que el fútbol se juega en los escritorios, de Burzaco y las escuchas a Grondona siguen sin hablar.

DESAYUNO AMERICANO

En la previa de la recta final de la Copa América los microfonitos nacionales no dejaron ítem sin tocar, regalando un tendal de frases polémicas sobre posibles actos de corrupción o gestiones de escritorio que beneficiarían a la Selección que dirige Sampaoli“La Copa está armada para Chile”; “el fixture metió a Chile con un México B, la peor selección ecuatoriana de los últimos 20 años y Bolivia”; “si salía primero jugaba siempre en Santiago”; “a la Argentina con Colombia lo tiraron al bombo”;  “contra Paraguay nos encajaron al brasilero que echó a Cavani contra Chile”; “las cámaras de la transmisión enfocaban a los uruguayos protestando y no lo que hacían los jugadores chilenos mientras tanto”; “cuidado que Messi, Agüero y Mascherano tienen amarilla y los van a buscar para que no jueguen la final”.



Así entonces, para que los trasandinos levanten su primera Copa América, pareciera que el fixture no se sorteó; se organizó a dedo. La distribución de las localías se digitó para que jueguen siempre en la capital del paísA la selección de Martino la quisieron limpiar en cuartos de final con el referí mexicano y como no pudieron ahora le meten al brasilero Ricci, el mismo que ayudó a los locales contra Uruguay. La transmisión se ocupa de mostrar aquello que los beneficia y esconde lo que los perjudica. Y ahora también habrá que tener cuidado de que a Argentina no le quiten a sus estrellas en caso de llegar a la final con los locales.


Mientras Bachelet se saca fotos con el borrachín Vidal y es enfocada en las tribunas del Estadio Nacional celebrando las victorias de su Selección, nuestra tropa de periodistas deportivos sembró la duda en todo. Y quizás tengan razón. No es un torneo más para Chile. El gobierno del país vecino transita mediciones mediáticas que dan cuenta de uno de sus peores momentos, con la imagen de la presidenta expuesta en baja, rozando los peores índices de popularidad en los últimos 13 años y con pedidos de renuncia para todos los miembros de su gabinete. Mientras circulan encuestas que muestran que 6 de cada 10 chilenos no cree en sus políticos y califican a Bachelet como “débil”, ¿qué mejor que una alegría deportiva que acomode los ánimos nacionalistas del país? Los vecinos están convulsionados con la posibilidad de salir campeones por primera vez en su historia y sin dudas necesitan que esa alegría se multiplique.


Sea como sea, no deja de asombrar el tremendo desayuno americano que se están pegando los microfonitos argentinos. ¿Ahora el fútbol es corrupto? ¿Ahora el escritorio es importante? En nuestro bendito fútbol de cada fin de semana ¿estas cosas no las ven? Cuándo los fixtures se digitan en Viamonte y sus sedes de Belgrano y La Boca ¿no les llama la atención? Cuando aparecen los Pitanas y Delfinos para River y los Ceballos para nuestros hijos, ¿dirigen porque son los mejores o porque los piden los titiriteros del negocio? Cuando las transmisiones no hacen replay de las jugadas que los comprometen y después te muestran un millón de veces lo que no existe intentando justificar un fallo a favor de ellos, ¿son distraídos o funcionales?


Ahora que sabemos que nuestros compatriotas tienen el gen conspirativo encendido, esperamos que cuando vuelvan al país mantengan el nivel de observaciones y cuestionamientos. No sea cosa que al pisar suelo nacional se vuelvan a hacer los boludos con todo, manteniendo la línea naif con que juegan al distraído con las recientes escuchas de Grondona que dan cuenta del acomodo bostero en Conmebol o con la detención del gayina Burzaco, clave en todo el éxito corrupto amasado junto con el mejor dirigente de escritorio, Rodolfo Donofrio de River Desk.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CRUCE CON LA AFA
- ¿QUÉ CARAJO HACE VÉLEZ AHÍ?
- 5 MILLONES POR MES
- POCA GENTE, POCA MEMORIA
- NO APRENDIMOS NADA
- "POR MI POSICIÓN DE LOS REFERIS NO HABLO"
- SIN MICRÓFONOS NI PITOS NI ESCRITORIO
- ¿OTRA VEZ VOS, MAIDANA?
- CON TEVEZ, HAY “AFA-NO”
- TÉVEZ TE PLANCHA, A VOS TE COBRAN MANCHA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS