24 JUN
2013
Compartir la noticia:

DESDE LOS TABLONES (MISIÓN: DESPEDIDA DEL TORNEO)


EtiquetasEtiquetas: Hinchada

Fecha 19 y último tablón del semestre. Con otro aire desde hacía un par de fechas, La Gloriosa acudía al Bidegain para despedirse -al menos por unas semanas- de la popu local y todo eso que conlleva el habitar ese cemento fin de semana por medio. A continuación, lo vivido en la popular versus... Versus nadie.

DESDE LOS TABLONES (MISIÓN: DESPEDIDA DEL TORNEO)

Domingo, día de almuerzo, de previas para todos los gustos y de fútbol. Última fecha en casa y sólo quedaba redondear una despedida de este torneo. Ya lejos de peleas en tablas de abajo y/o arriba, el aliento hacia los colores quedaba como única razón. Además, claro, de todo eso tan propio de una popular. El cemento, los aromas típicos, los trapos, las caras amigas de cancha, el que te grita goles sin que la bocha haya entrado, el puteador, el DT, el loquito que no para de cantar, al que hace mucho no cruzabas y hasta sentís alivio por volverlo a ver, tu cábala y miles más. Cacheo, carnet sobre el molinete y adentro. La popu no desentonó ni siquiera en este partido. Firme. A pesar del aire fresco que la chocaba, fue imposible congelarla. No creo que haga falta ahondar en exceso de detalles pormenorizados del PT y del ST. El aliento fue casi a la par del match, así como se mostró moderado en la primera parte, cambió y elevó volumen para los segundos 45 minutos. Repertorio amplio y unísono, tanto que en varios pasajes la popu se movía. Como no podía ser de otra manera, el empuje de la gente conjugó y enarboló las idas hacia el arco visitante. Un claro ejemplo de ello se dio con el segundo gol y un emocionante "Vamo´ a volver, al barrio que a San Lorenzo lo vio nacer. Y dale alegría, alegría a mi corazón, la vuelta para BOEDO es mi obsesión...". Para el final quedaron los aplausos hacia el equipo por lo entregado en cancha. Para cada uno de esos que arrancaron relegados pero cuando los mandaron al césped le cambiaron la cara y hasta brindaron una ilusión al pueblo Azulgrana. Quien se llevó una gran y merecida ovación fue Walter Kannemann -"¡es una fiera, el más regular de todos eh. No me lo toquen!" dixit de un vecino de alambrado-, quizás, la punta de flecha junto a los más pibes. La Gloriosa demostró que como ella no hay ninguna. Que pese a tantos cambios de días, horarios ridículos o medidas estúpidas, siempre está. La fidelidad y acompañamiento profesado este torneo, como en anteriores, amerita que para lo que viene -Torneo Inicial y Copas- se piense algo más a la hora de sentarse en un escritorio y aceptar cualquier decisión "desde arriba". En fin, por ahora a descansar gargantas que en unas semanas se empieza a cosechar una nueva ilusión, típica de Cuervo. Ahí habrá que estar, como siempre; y una vez más. Hasta luego, tablón...

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- TE SOPLAMOS LA NUCA
- HABLÓ CON EL PAPA Y HABLÓ DE PAPÁ
- DOS MANERAS DE SENTIR LOS COLORES
- HAY UNA COSA QUE NUNCA VAN A ENTENDER
- AL PAN, PAN...
- DOLOR EN LA FAMILIA AZULGRANA
- HOY JUEGA LA GLORIOSA
- LA QUE SUENA DIFERENTE
- ¿OTRO AÑO SIN VISITANTES?
- SIEMPRE ESTARÉ A TU LADO

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS