17 SEP
2015
Compartir la noticia:

DOS MANERAS DE SENTIR LOS COLORES


La Gloriosa se verá las caras contra la antítesis de todas las gestas que han hecho al Pueblo Azulgrana un paradigma de fidelidad incondicional. En la B donde copamos, ellos eran 200. Donde impedimos la privatización, ellos se hicieron empresa. Ahora encima se bordan ridículas estrellas para aparentar grandeza. Gozan de buena prensa, pero que el periodismo no mienta más, nosotros a estos los conocemos.

DOS MANERAS DE SENTIR LOS COLORES

Si no fuera por los pocos quemer*s que existen (colgados de las bolas del Ciclón) uno podría aseverar sin miedo a equivocarse que no existe hincha más ridículo, mitómano y mediocre que el de Rac*ng (ayer Blanquiceleste S.A.). Viviendo en un mundo paralelo de gestas épicas inexistentes y construcciones mentales desopilantes, encima pretenden que el resto de los mortales obviemos nuestra calidad de testigos presenciales de sus cotidianas miserias y juguemos al ritmo de todas sus mentiras.


Así por ejemplo para 1981, la Municipalidad de Avellaneda clausuró el “Cilindro” por falta de mantenimiento y el estadio se convirtió en un basural. Llegó, inclusive, a ser utilizado como depósito de papas. A esos tiempos de inquilinato debe añadirse una insólita innovación en esto del nomadismo, suscitada en el compás de espera entre el ascenso de 1985 y el inicio del certamen de Primera: el alquiler del plantel a un club mendocino (Argentino de Mendoza).


Luego en 1983 decretaron su descenso de local en una cancha semivacía y con incidentes contra Racing de Córdoba, para luego dar vergüenza unas semanas más tarde sin dar la cara en la cancha de Independiente, mientras su clásico rival salía campeón y ellos volvían a despoblar la tribuna. 


Luego pasaron 2 años de absoluta penuria en la B, jugando en todas las canchas debido a su escasa convocatoria (y eso que sus amigos de River les hacían el aguante). Tras el primer año tuvieron la posibilidad de ascender en un mano a mano con Gimnasia pero con la derrota casi sentenciada y faltando 25 minutos de partido se tomaron el palo y abandonaron la tribuna. Ya en 1985 y ante el claro peligro de que desaparecieran en la intrascendencia lograron aprovechar el octogonal que desperdiciaron el año anterior y volvieron a la elite del fútbol nacional a los ponchazos, y sin gloria.


Catorce años más tarde les tocaría desaparecer como Institución, para abrirle paso a la era Blanquiceleste S.A. Vendieron el sentimiento, vendieron la pasión. Después dirían que llenaron una cancha el día que Rac*ng debía jugar, en un acto de “fidelidad”. En la cancha había 3000 tipos y la fidelidad se la debieron medir unos meses antes donde, como de costumbre, se hicieron los distraídos. “Racing Club ha dejado de existir” sentenció Ripoll, y a esos tristes se les cayó la careta, haciendo más ruido que el bombo que le rompió la cara a Lalin.


Y así fue como La Empresa se coronó campeona en 2001 de un turbio certamen que no terminó con la sequía del extinto RaSinClub, cuyos socios devenidos en empresarios trocaron carnet por recibo de sueldo y vivieron desde afuera la alegría de un negocio al que le habían vendido su camiseta. Luego dijeron que en esa jornada “llenaron 2 canchas”, lo que contrastado con la realidad no hizo más que despertar dulzura en todo aquel que mira al hincha de la Academia con un cierto dejo de lamento. Metieron media cancha en Vélez y 8000 tipos en el estadio que les construyó Perón. Pero bueno, así son ellos.


Y si alguno pensaba que había límites para la ridiculez del Globito de Avellaneda, ahora se colgaron de los huevos de la era amateur y las Copas Nacionales discontinuadas para sumar estrellas a su patética existencia. Ya de por sí todo lo relativo a la otrora grandeza de esa Institución se resumía a épocas en Blanco y Negro, pero lejos de intentar revalidar con argumentos actuales su hipotético lugar de relevancia en el fútbol nacional, se fueron a acumular gloria entre papiros y sarcófagos, con títulos de épocas donde rivales no se presentaban, clubes se desafiliaban, finales no se jugaban o se ganaban por corners a favor.


Pero ellos, amantes de la mentira, no sólo se lo creyeron, sino que hasta se lo bordaron en la camiseta. Gente tan especial…Y la nueva, ahora dicen que nos llevan 6 partidos en el historial. Te juro que lo dicen de verdad. Se agarraron a la enciclopedia Fabbri y de repente nos ganaron 5 partidos, en los que seguramente además desbordaron las tribunas de simpatizantes y habrán metido caravanas que aún permanecen gravadas en la retina de los incrédulos que se rindieron ante tanta grandeza. Eeeeeen fin.


Por eso, vos que sos cuervo, y te fuiste a la B en cancha llena, y le juramentaste tu amor eterno al Ciclón cantándole que iba a ser solo un año y lo ibas a seguir a donde quisiera ir, y lo cumpliste, rompiendo récords de recaudación y jugando sólo en 6 canchas porque nadie podía aguantar la Marea Azulgrana, para ganar de pe a pa el torneo y ascender Campeón en 11 meses; y no te hicieron el estadio y la tuviste que pelear para hacer 2 y ahora vamos por el tercero; que cuando apareció ISL te plantaste y dijiste que San Lorenzo no se vende y no se vendió; y celebraste títulos cuando no existía la TV y muchas más veces con transmisiones a color y ahora HD; y que no necesitas revalidar tu lugar en el mundo bordándote falopa y haciendo de cuenta que brilla como gloria; vos cuervo sabés que nos vamos a enfrentar a todo lo que no somos y nunca quisimos ser. Y nunca seremos. La antítesis perfecta de lo que sentimos, de lo que respiramos, de lo que entendemos verdadero. Nos vamos a enfrentar con una manera completamente distinta de cuidar y hacer respetar los colores.


Y aunque el periodismo siga mintiendo, ellos y nosotros sabemos cómo es la historia.


Hoy tenemos que ganar.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CONTATE OTRO (PARTE 13)
- CONTATE OTRO (PARTE 12)
- CONTATE OTRO (PARTE 11)
- CONTATE OTRO (PARTE 10)
- CONTATE OTRO (PARTE 9)
- CONTATE OTRO (PARTE 7)
- CONTATE OTRO (PARTE 6)
- CONTATE OTRO (PARTE 5)
- CONTATE OTRO (PARTE 4)
- CONTALA COMO QUIERAS, PERO SE TE NOTA MUCHO

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS