10 MAY
2016
Compartir la noticia:

EL "CHUCKY" VERÓN NO PERDONÓ


Por H. Gustavo Fernández
Director de Boxeadoras Argentinas y Cerca del Ring

EtiquetasEtiquetas: Boxeo

Luego de vencer con claridad en un emotivo enfrentamiento desquite al chaqueño Cristian “Chuña” Romero y recuperar su cinturón Latino Welter OMB, el cuervo patagónico Adrian “Chucky” Verón, dialogó con los amigos del programa radial Cerca del Ring y no se guardo nada sobre lo que respecta a su carrera.

EL "CHUCKY" VERÓN NO PERDONÓ

El pasado sábado 30 de abril en un desbordado Club Social y Deportivo El Porvenir de Quilmes, provincia de Buenos Aires, el actual campeón latino plata welter CMB (Consejo Mundial de Boxeo), el talentoso santacruceño Adrián Luciano “Chucky” Verón (16-1, 10 Kos.), pudo tomarse revancha y recobrar su reinado latino welter OMB (Organización Mundial de Boxeo), al superar por puntos (fallo unánime), en diez entretenidos asaltos al durísimo representante de Chaco, Cristian Néstor “Chuña” Romero (16-8-1, 8 Kos.).


Este duelo fue uno de los combates estelares de la velada denominada “Coronas Calientes” y era la revancha del triunfo por nocaut de “Chuña” Romero, el 29 de agosto de 2015 en el Club Los Indios de Moreno.


Este choque de diferentes estilos boxísticos no defraudó a nadie y por momentos pudo vivirse una intensa batalla entre dos hombres que no querían regalar nada y demostrar toda su guapeza y valentía.


Los primeros rounds fueron claramente para el cuervo patagónico, quien imponiendo su movilidad, velocidad y talento, se adueñaba del cuadrilátero y dejaba sin respuestas a un aguerrido norteño que parecía perdido y no lograba encontrar la manera para complicar a un Verón que comenzaba a encaminarse a un fácil triunfo. Sin embargo, en el inicio de la segunda etapa del combate, la presión constante y los golpes poco ortodoxos, pero fuertes de Romero, empezaron a preocupar al santacruceño, que frenó sus movimientos laterales y dejo su estrategia de pelear a distancia, decidiendo prenderse en un cuerpo a cuerpo sin límites, que le brindaban más oportunidades a Cristian Romero, quien lentamente crecía en la confrontación. El tramo final de la pelea se iniciaba y luego de reflejar que podía ser parte de una vibrante guerra, cuando muchos dudaban de eso, “Chucky” decidió volver a su esencia y con su estilo pulido, controló, castigó y tuvo al borde del nocaut a un adversario lleno de impotencia, que dejo de ser obstáculo para lograr ganar ampliamente en las tarjetas.


"Era una pelea que la veníamos esperando tanto nosotros como los amantes del Boxeo. Veníamos de una etapa negativa, que habíamos perdido con (Cristian) Romero y de una pelea malísima con (Segundo Ariel) Senteno en la cual ganamos, pero mucho no pudimos hacer por el tema de la lesión en la mano. Por esto, teníamos que demostrar muchísimo en esta pelea, porque en las anteriores presentaciones habíamos dejado muchas dudas y la gente pensaba que ya no éramos los mismos”, comentó “Chucky” y prosiguió hablando de lo vivido en esta flamante victoria: “Los primeros cinco rounds los dominé bastante fácil. Sabíamos que el "Chuña" se iba a poner rebelde, y lo hizo en el quinto y el sexto round. No quería jugármela, ya que se que Romero saca manos no sé de dónde, y por esto es un rival peligroso. Debíamos mostrarle a la gente que tenemos aguante, por eso lo peleamos un rato mano a mano a Romero hasta que se frustró. A la larga lo llevamos bien y en la corta no desentonamos", aseguró Verón.


Con la tranquilidad de haberse desquitado de Romero, el cuervo patagónico afirmó: “Mi rincón dio lugar a que eligiera. Cuando salimos al sexto round íbamos a ir a presionar, pero nos ganó de mano y no me lo esperaba. Me costó manejarlo, me sorprendió. En el rincón me dijeron que si quería guerra que le diera o no parara de moverme". Sobre esta actitud tomada en el ring, el representante de Santa Cruz agregó: "Esa noche me dijeron, hoy te recibiste de hombre. Creo que nunca había peleado cuerpo a cuerpo, entrar a combatir en el terreno del "Chuña" que es lo que él sabe hacer, eso es algo muy valioso para mí. El objetivo era ganar, y no importa como haya sido, pero lo conseguimos y estoy muy contento. Hicimos un paso importante y ahora hay que sostenerlo, pero lo importante es que había que demostrar que esa noche había perdido casualidad y que Romero tuvo esa cuota de suerte que a veces hace falta. Igualmente no pongo excusas, esa noche él fue mejor".


El ex integrante del Seleccionado Argentino Amateur y actual pupilo de Eduardo “Tommy” Zalazar y Guillermo Favale, pudo cumplir los objetivos de ganar, recuperar su reinado, desquitarse de su único vencedor y principalmente silenciar a los que se ensañaron en criticarlo sin pensar que esto podía ser un golpe irreversible para la carrera de un joven que nuevamente volvió a demostrar que está para grandes cosas, sobre esto Adrian “Chucky” Verón declaró: "A mí lo que más me duele es que la gente no valore lo que uno hace. Le dan un micrófono a cada uno que habla cada cosa, y saben que no cualquiera se sube a un ring por más que no sea bueno. Hablar de cierta forma sobre alguien que tuvo una mala noche o una lesión como yo, hace mal y lo hacen de una forma que se van de tema. Más que deportivo, eso pasa a ser algo personal. Esa gente me da bronca porque lo hace con mala leche, lo raro es que el sábado después de ganar no la escuché hablar, la estamos esperando".


 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- UN CUERVO EN SARANDÍ
- CAMPEÓN INVICTO
- TRAMA MACABRA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS