24 NOV
2016
Compartir la noticia:

ENTRE LA HISTERIA Y LA HISTORIA


Por El Veedor
Auditor de árbitros. Detractor del siga siga y enemigo del todo pasa. Espía en AFA.

Twitter: @VeedorAzulgrana
EtiquetasEtiquetas: Veedor

San Lorenzo volvió a caer en una fase definitoria. La segunda eliminación en siete días, donde se jugaron tres partidos claves. Sin descanso, sin reflejos ni recambios para suplir la falta de blem en AFA y Conmebol, le decimos adiós a otra chance superadora.

ENTRE LA HISTERIA Y LA HISTORIA

La última vez que oí hablar de Chapeco fue en Mar del Plata, verano del 98. Recorriendo Madajo´s, un templo del campo rentado regional, a pocas cuadras del Sheraton y de la popular avenida Alem. Tomábamos allí unas copas con mi amigo Osvaldo, periodista amante del boxeo y muy hincha de Estudiantes. Esa noche, Osvaldo me dio una lección de vida. Allí conocí a Anamara, oriunda de Santa Catarina. Rubia, divina. Amanecimos en el Primacy, enroscados entre sábanas de hotel. La despedida fue para siempre.


Ahora recorro las calles cálidas de esta ciudad brasileña buscando su rastro. Sólo guardo un correo electrónico y su nombre de pila. Pregunto en varios locales, peluquerías, vecinas…nadie la conoce. Hasta que al doblar una esquina la veo besando acaloradamente a Mr. President. Están sentados en una mesa, sí... en una pizzería. Debí imaginármelo.


Pero algo raro sucede, ¿Qué hace Mr President besando a Anamara en lugar de estar cuidando los intereses de San Lorenzo? Anamara luce como hace dieciocho años... pero se desmaya en los brazos de Mr President... antes de morir le pide... “pagá la cuota de la vuelta...” y expira.


¿Estoy soñando de nuevo?


Me despierta una camarera del hotel para avisarme que ya está listo el auto que pedí para ir al estadio. Me quedé dormido al borde de la pileta con un campari a medio terminar en la mano.


Bien... vamos a la cancha...Aunque preferiría quedarme en la pileta.


¿Cómo analizar lo que sucedió anoche? Difícil.


O somos muy profundos, y tocamos nervios. O nos quedamos en las verdades de Perogrullo que flotan en la superficie. Porque hay verdades en todos los escalones y para todos los gustos en el San Lorenzo del Todos Juntos y La Buena Onda. El tema es que cuando asomás la cabeza para decir lo que hay que decir, te empiezan a tilar de mala onda. Es muy dificil así, pero vamos a hacer el intento.


Comencemos por algún lado y vamos viendo dónde acabamos (generalmente acabamos en el culo de Boca pero no te pongas ansioso, primero acabemos con este análisis...)


El árbitro uruguayo, Daniel Fedorczuk dirigió como para compensar mínimamente el cachetazo que nos dio Conmebol con la sanción de Belluschi. ¿Quiere decir que el charrúa dirigió para San Lorenzo? Nada que ver. Digo que de alguna manera, brindó garantías. No fue localista. No compró faltas boludas y anuló un gol de Chapecó que contra otro rival y en otro escenario te la mandan a guardar. Y dicho sea de paso, lo anuló bien, más allá del lamento boliviano de Mariano “Cross” (#NiUnaMenosMarianaaa) presintiendo que el domingo nos descargamos con ellos. 


Continuemos por el juego. En los 180 minutos San Lorenzo fue merecedor de quedarse con la llave. Y eso, antes de que me quieran bordar una estrella o me pidan el aplauso bobo, me re contra chupa un huevo. Si antes de la serie te daban el empate en Brasil lo firmabas. La llave la perdiste acá en Buenos Aires. Podemos decir que regalaste un tiempo acá y otro allá. Podemos decir que erraste goles o que costó mucho generar situaciones de riesgo. Podemos discutir algún cambio del técnico o que no encontró el mismo funcionamiento ante la ausencia de Belluschi... y también podemos decir que Belluschi es un paspado que se hizo echar estúpidamente en un partido importante, como otras tantas veces hemos visto, llámese Chasco Torres o Piatti. Pero resulta que este plantel y este entrenador tienen ganado casi el 70% de los puntos jugados. Si siempre se mancan en las finales, hay que analizar más profundo. Porque ya no es un tema del juego. Pizzi, Bauza, Guede y Aguirre. Mil finales y dos títulos. Estamos a la mitad de gestión de la dirigencia que más expectativas generó en la masa societaria desde hace mucho tiempo. En algo están fallando.


Que a Belluschi le hayan sacado esa roja evidencia falta de peso en Conmebol. Que le hayan dado tres fechas lo confirma. Y que le hayan bajado a dos es el cachetazo en la nuca que te dan por verde. Pero qué representatividad querés tener si en AFA también te manosean el culo.  Y mientras a Belluschi le dieron 2 fechas, a Borja el de Atlético Nacional, por la misma reacción, en la misma instancia copera, le dieron sólo 1. Anotate la de muzza, Mati.


Jugaste una final contra Gimnasia cuando quiso River Desk. Sin Más, Ortigoza ni Corujo y Belluschi ausente toda la semana previa.  El DT recién pudo confirmar la convocatoria 18 horas antes del partido. Jugaste en la loma del orto bien lejos de tu gente. Y por si la cosa se complicaba, tenías a Pitana. El próximo rival era River Desk, que por las dudas ya tenía abrochada la localía en Mendoza (hay que ver qué pasa con el aeropuerto al final) donde es local indiscutido. ¿Me entendés? Mientras tu DT no podía confirmar el plantel a minutos del partido, Rodo ya tenía confirmada la sede para semis en una de las provincias más Gayinas del país, donde los de Belgrano tienen más de un negocio, desde el “superclásico” hasta bodegas de vino. Y por más que todo esto me rompa mucho las pelotas, al menos Rodo me ayuda a ejemplificar las diferencias entre la mejor dirigencia de River Desk y la mejor de San Lorenzo. Queda claro cómo se defiende una apuesta; quién se armó para ganar la Copa Argentina.


En ese partido que el plantel remontó luego de regalarle un tiempo al Lobo, también quedó en evidencia la jugada que nos hicieron con el calendario. Porque al finalizar el primer tiempo Rojas y Costa salieron muertos. Uno por inmaduro, otro por demasiado maduro. Con esos dos cambios Aguirre le mostró a Mr. President que las finales no se ganan con la camiseta o con los sueños. Se ganan y punto. Mas y Ortigoza, los dos tipos que por fecha FIFA no pudieron estar contra Gimnasia fueron reemplazados por dos tipos que a los 45 minutos debieron ser reemplazados también, porque estaban haciendo un papel lamentable. Una cosa es que te gane Gimnasia en la cancha donde el fútbol es fútbol y los abortos existen, y otra es que te gane con el ayudín de Rodo moviéndote el calendario. Y ahí me acuerdo que por defender los intereses personales del Líder, nuestro querido Mr. President no quiere pasar ni a tres cuadras de la calle Viamonte.


Así nos va, Mr. President. Vos tenés que vivir en la AFA. Maestro de la simpatía, capo de la sonrisa, sensei de los slogans de amor trillados. Tu lugar no es twiteando con el usuario de otro. Tu lugar es en AFA. O poné a un Crespi si no te da el cuero. Pero ustedes no la entendieron. Les pedimos peso en AFA y ustedes fueron por los pesos de la AFA. La diferencia es enorme y se la fuma San Lorenzo. Y así nos va, Mr. President. Así nos va.


Pero así como el calor y la humedad traen consigo la invasión de cucarachas, los papelones y traspiés de San Lorenzo llegan acompañados del servicio rentado de los microfonitos latinizados que a cambio de un viajecito, un par de tickets o algunos sanguchitos de miga, salen a la carga para moderar el humor de las foquitas heridas en su ilusión. Y ahí los tenemos, recordando que sólo se trata de aplaudir. Aplaudir, aplaudir. Festejar y agradecer. Agradecer y festejar.


Me da por las huevas que me enumeren las finales que jugamos cuando hace cuatro años peleábamos el descenso porque ese momento de mierda es algo anormal en nuestra historia. En 108 años estuvimos pariendo esa desgracia dos veces. No es lo común. Entonces no me tires el ancla en ese lugar para llevarme ahí cada vez que algo huele feo en el Reino De La Alegría Latinizada. Y, además, no me olvido que varios de ustedes nos llevaron a esa situación. Ustedes dejaron el club quebrado con Savino y ustedes lo agarraron limpiando los libros y sin responsables de la catástrofe económica que nos dejó rezándole a Lorenzo para no descender, al borde de la quiebra. Mati no llegaste a San Lorenzo viajando en Gordo Ventilador. Sabemos cómo llegaste a San Lorenzo. Entonces no me vengan con estas pelotudeces de la memoria porque a mí, me funciona muy bien. A mí contame por qué no podés dar el salto de calidad. Por qué teniendo todo para ser la mejor dirigencia se conforman con jugar finales y no con ganarlas. Lo normal, desde hace un tiempo, es jugar finales, no pelear el descenso, a ver si nos hacemos cargo.


A los tres días de entregar el culo con Gimnasia, fuiste a Avellaneda obligado a poner suplentes. Por suerte Independiente está sumergido en una crisis de identidad que me hace parar el pene. Sin embargo, ese partido sólo sirvió para tres cosas. Primero, para revalidar la importancia de Belluschi en este equipo. Es irremplazable. Segundo, para perder a Bergessio haciendo más aún corto el plantel para viajar a Brasil. Durisimo. Y tercero para que Mr Presidente vaya por ahí vendiendo humo sobre “el proyecto de inferiores”, como si todos fuéramos minusválidos mentales que porque tiran a seis nenes a la cancha nos vamos a empezar a mojar en orgía latinizada de empalagoso agradecimiento. Proyecto de inferiores, Mr. President, es tener a cuatro o cinco píbes en el once titular del equipo. Un proyecto de inferiores es darle variantes a Aguirre para que contra Chapecoense tenga juveniles decentes que le puedan cambiar la ecuación. Pero Aguirre les hace la segunda en los partidos que no importan así ustedes venden humo, pero cuando la cosa se complica y el resultado determina todo, los Merlini se quedan en el banco. Porque Aguirre es piola, sabe hasta dónde la tiene que estirar. Entonces no nos mientan más. O al menos no pretendan que todos nos hagamos los distraídos.


Y a los tres días de ganarle al caradura de Milito nos enroscamos en otra final. Sin descanso. Lo dijo Ortigoza; nos hacen la cabeza con que somos el único argentino peleando los tres frentes y no te dan una mano en nada. Y te lo digo yo Cabezón; no esperes una mano cuando te cagás en todo y hacés la tuya.


En una semana nos quedamos en bolas. Hablando de merecimiento como si fuéramos Hurac*n con más jerarquía. La diferencia entre el Boca de Bianchi y este San Lorenzo son las pelotas como la de Mambrú. A ese Boca le entraban y hablaban del celular de Dios, no importaba Amarilla, ni perder 4 a 1 en México con un gol de culo de Samuel. Hablaban de otra cosa. Acá analizamos la derrota porque esa pelota no entró. Al fútbol se juega bien, mal, lindo y feo. Y de las cuatro manera podés ganar y ganando se funda un estilo o la mística o la identidad. No hay mucha vuelta que darle y este plantel ha llegado muchas veces a instancias definitorias y ha ganado muy poco. Con cuatro entrenadores diferentes ha ganado muy poco en cantidad aunque la Libertadores fue un salto de calidad. Entonces se evidencia una falta de manejo dirigencial, lobby o como mierda quieras llamarlo para darle al plantel ese empujón que necesita evidentemente en los momentos definitorios.


Y sí, ya sé que ganamos la Copa. Equipos de mierda que no quiero mencionar tuvieron su mejor dirigencia y les quedó la vitrina llena de copas. Boca tuvo a su mejor dirigencia y lo mismo. River ni qué hablar. Y a nosotros nos hacen aplaudir rabiosos a la mejor dirigencia de nuestra historia y cuando se vayan nos quedan dos títulos y el club infectado de improvisados. Y ojo, que si hablamos seriamente yo quiero que siga usted, Mr President... a ver si todavía se enoja y se va, ¿no le va a dejar el gobierno a los que le limpian el baño a cambio de vivir gratarola en las propiedades del Club, no? Eso no se discute, más allá de que Ud. les mate el hambre, y los trate con palabras de seda, crotos se quedan. Así que tampoco me ignore, que soy un voto.


Si quieren ser recordados como la mejor dirigencia de la historia, hagan historia. Pero historia de verdad. Queremos la Década Cuerva. Es cuestión de ponerle las ganas que le ponen sus negocios y aspiraciones personales. 

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- UNA MANCHA MÁS AL TIGRE (Y A TU VIDA)
- LA NAVIDAD (DEL VEEDOR)
- MIL DERROTAS. CERO DIGNIDAD.
- LAVERNI AL QUIROFANO
- SAN LORENZO ALL INCLUSIVE
- EXORCISMO EN ROMA
- ROMANO POR UN PAR DE DÍAS
- UNA MONTAGNA DE MUZZA, CON RODAJAS DE PROSPERI Y SIN VISITANTES
- VOLEMOS EL PUENTE PUEYRREDÓN
- EL GEN AZULGRANA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS