11 NOV
2013
Compartir la noticia:

“FALTAN CAUDILLOS QUE PEGUEN UN PAR DE GRITOS”


Por Pablo Artecona
Licenciado en Comunicación. Escritor. Colaborador en DBV. Socio Nro. 70.773
[email protected]
Twitter: @partecona
EtiquetasEtiquetas: Entrevistas

Segunda parte de la entrevista de DeBoedoVengo al Indio Oscar Arévalo, quien cree que en la final perdida en Catamarca faltó más orden que garra, aunque también reconoce que en el fútbol argentino, en general, y en el Ciclón, en particular, escasean las voces de mando adentro de la cancha.

“FALTAN CAUDILLOS QUE PEGUEN UN PAR DE GRITOS”

Pablo Artecona: ¿Cómo es tu relación con Ruggeri y por qué pensás que dejó de ser ídolo?


Oscar Arévalo: Yo creo que al Cabezón le jugó en contra pelear por su trabajo y lo que se le debía hasta las últimas consecuencias. Pero es como todo. Vos sabés que me debés una plata y me decís “yo te la pago, dame tiempo”, y me fallás reiteradas veces. Me decís “armemos otro contrato”, y me volvés a fallar. Nosotros vivimos de esto y no veo mal que uno pelee por su plata. De lo que pasó con él, también se debería responsabilizar a los dirigentes que se comprometieron a pagar algo que nunca le cumplieron. Después, cuando él metió un juicio, eso fue lo peor, pero lo suyo fue por su trabajo, por algo que arregló previamente con el Club. Yo defiendo eso únicamente. Si fue correcto o no cómo se manejo, es a Oscar a quien se lo deberías preguntar. Pero te digo esto, porque el hincha muchas veces no sabe bien qué pasó detrás de tal o cual situación, y es muy pasional.


A Sanfilippo le dicen “bostero” porque una vez hizo un gesto con una remera de Boca, pero ¿y todo lo que le dio al Club? El hincha se queda solo con lo que ve y hay más cosas atrás. Hay clubes que siendo muchos más chicos que San Lorenzo, te dicen yo te puedo pagar uno (1) y te lo cumplen. A la larga, es mejor eso, a que te prometan que te pagan ocho (8) y no te cumplan jamás. La gente solo lo vive desde la pasión y se enoja, pero eso es normal que así sea. El hincha por ahí no tiene para comer, se va en micro a Catamarca y llora tres días seguidos cuando se pierde. La pasión es muy distinta a lo que vive el jugador.


PA: Hablando de Ruggeri, vos resaltaste que la gente con experiencia de aquel equipo fue una de las virtudes de ese campeón, ¿considerás que hoy no haría falta algún referente o caudillo para ganar cosas importantes?


Y sí, por ejemplo, el Cabezón tenía una personalidad terrible. Un ganador nato. Nosotros hablábamos mucho. Jugábamos con oficio y hoy vemos en la cancha que los jugadores no se hablan ni en lo básico. Y te digo al nivel de “salgo yo” o “andá a apretar vos”, eso no se ve hoy en día. Nosotros con los muchachos, en la semana previa ya vivíamos el partido. El jugador hoy lo vive distinto. Nosotros ya sabíamos a quién teníamos que marcar una semana antes. En la cancha decidíamos nosotros muchas veces. Al Bambino lo respetábamos, pero hablábamos entre nosotros y si había que putearse lo hacíamos, pero sanamente. Con un abrazo se arreglaba todo. En ese momento había otros jugadores de mucha experiencia, no solo en San Lorenzo, en todos los clubes y jugábamos contra equipos que… madre mía. El Vélez de esa época, o Boca eran terribles. Las etapas van cambiando en todo el mundo, no solo acá.


PA: ¿A los jugadores actuales no les falta algo de ese fuego sagrado, por decirle así, que tenían ustedes?


OA: (Sonrisa cómplice). Puede ser que falten tipos como Ruggeri o como yo, que entren al vestuario y peguen un grito para adentro, siempre de manera sana. Nosotros le decíamos al técnico “dejanos hablar con los muchachos”, y él se iba unos minutos. Después venia el DT y daba la charla normalmente. Hoy no veo a ese caudillo que pegue un par de gritos y acomode las cosas, pero no sólo falta en San Lorenzo, creo que no se ve en ningún equipo. No hay líderes positivos, no se ve más ese empuje de decir “vamos a resolver algo nosotros”.


PA: ¿Qué crees que le faltó a San Lorenzo para ganar la final de la Copa Argentina?


OA: No sé si faltó esa esencia para ganar cosas importantes. Hoy el fútbol es muy parejo. Por ahí la gente te dice que faltó garra en la final, pero tenés que tener un orden adentro de la cancha y ese día el orden lo tuvo Arsenal, que pegó primero y después lo manejo a su gusto. San Lorenzo no lo supo resolver. Fijáte que Arsenal juega siempre así, parece el Ferro de Griguol, juega de memoria. Pero después le pasa que, con ese mismo esquema, pierde con Tigre, jugando con el mismo libreto que no cambia. A vos te cuesta entenderlo, pero ese orden del que te hablo, pudo suplir la calidad técnica que tienen algunos de San Lorenzo. Quizá haya faltado ese plus sagrado, pero -a mi entender- fue lo que te marqué lo que hizo la diferencia.


PA: Pero ustedes cuando salieron en Rosario aquel día y vieron 30.000 personas, fueron para adelante como locos, ¿o no?


OA: Sí, lo jugamos como leones ese día, pero no me parece que el día de la Copa Argentina, los muchachos lo hayan jugado displicentemente. No creo que Arsenal nos haya bailado. Solo se agrupó bien y golpeó cuando tenía que golpear. Hasta el primer gol, el partido estaba parejo y San Lorenzo se estaba soltando. Ahí le cae el gol y la expulsión en segundos. Puede ser falta de concentración. Te ganaron con eso, nada más.


Nosotros, en mi época, éramos un equipo muy duro, que quedó afuera de la Libertadores con aquel gran River que poco tiene que ver con el River actual, y casi se lo ganamos. De todas formas, fijate que nos respetaban tanto que en nuestra cancha nos jugaron de contragolpe. Y estamos hablando del mejor equipo de los últimos 30 años que ellos tuvieron. Nosotros éramos combativos, y eso quizá eso no se ve en este equipo, porque es diferente, por eso creo que no se puede comparar.


En la final de la Copa Argentina, San Lorenzo lo fue a buscar, mal o bien, pero fue. Pizzi podría haber parado un poco diferente al equipo, pero de todas formas Arsenal se cerró bien. No salieron las cosas y contra eso no podes hacer nada. Te podés tirar a los pies y todo, pero si las cosas no salen, no hay mucho que puedas hacer contra eso. Yo te aseguro que si San Lorenzo le hacía el primero, lo goleaba esa noche. Esa es mi opinión. Está bien que la gente se enoje, y es normal que pase, pero Arsenal lo ganó con muy poco.


PA: ¿Crees que el balance es positivo en la actualidad?


OA: Totalmente. Creo que estamos haciendo bien las cosas después de mucho tiempo. Hoy estás peleando un campeonato después de tanto tiempo. San Lorenzo no sale campeón siempre, sale cada seis años promedio, hoy hay que valorar dónde estamos y de dónde venimos. Pudimos sacar la cabeza del pozo, hay que ver eso también. El hincha está bien que lo piense desde la pasión, pero hay que ver como está hoy San Lorenzo institucionalmente. Las dirigencias de San Lorenzo siempre fueron malas, y hoy se lograron acomodar un poco las cosas, esa es mi opinión. En el largo plazo de esta forma de trabajar, vas a ganar más de lo que vas a perder.


PA: ¿Qué le falta a San Lorenzo en la actualidad para ganar la Copa Libertadores?


OA: Qué preguntita que me hacés (se ríe mientras y junta las manos como suplicando). Creo que suerte. Esa que no tuvimos antes. Ni en la primera Copa, ni en la época del Beto (Ortega Sánchez), que también estuvieron ahí nomás. Bueno, son cosas que a veces se dan o no y la suerte juega su papel. Pensemos en Bianchi, que es un técnico exitoso. Pero ganó cuatro Copas Libertadores por penales, eso sí es tener suerte en instancias cruciales. Si no contás con ese empujón de la fortuna, por más equipazo que tengas, la cosa no funciona. La varita alguna vez, le tiene que dar a alguno de los nuestros en la cabeza y cambiar la historia adversa hasta acá. El Vélez de él, tenía dos toros arriba y tipos que laburaban todo el partido, y le ganó una final al Milan de Italia. En la Copa, a medida que vas avanzando, hay que tener esa cuota de suerte, aunque también es cierto que hay que ayudarla con buenos equipos, ya que sola no viene a buscarte.


PA: ¿Qué significa para vos reencontrarte con tantos amigos y ex compañeros del Club representado a San Lorenzo en Showbol?


OA: Lo importante de vestir nuevamente la camiseta de San Lorenzo, con ex compañeros, y con amigos. Volver al Club y revivir de nuevo esas cosas lindas no tiene precio. Jugamos para estar activos, nada más, y solo por amor a la camiseta de este Club que tanto nos dio.


PA: ¿Qué mensaje final dejarías como sello?


OA: Que veamos la realidad objetivamente, o lo intentemos aunque sea. Entiendo que fueron 30.000 personas, dentro de las cuales, me incluyo a Catamarca, y nos dolió perder la Copa en la final. También duele lo de la Copa Sudamericana. Pero veamos dónde arrancamos y hacia dónde estamos yendo. Ojala que ganemos algo pronto, pero hay que pensar que en pocos meses salimos de mirar la tabla de abajo. San Lorenzo ganó el no tener que mirar más la tabla de abajo. Hoy hay que ver eso y pensar en lo que viene. Esta bueno que el hincha pida más, porque algo bueno hay para exigir. San Lorenzo volvió a ser el San Lorenzo que tenía que ser. No el que peleaba abajo. Hay que pensar, y es un gran deseo que tengo, que podamos ganar pronto algún campeonato, eso tan soñado y la vez tan merecido por la gente.


Humilde como pocos, el Indio Arévalo es un agradecido del Club, se enorgullece de vestir los colores hasta para jugar al Showbol y anhela como cualquier hincha un campeonato en breve. Defiende a los jugadores actuales, y prefiere no hacer comparaciones, aunque él sabe tanto como yo, que el día que quedamos afuera de la Libertadores en 1996 con el mejor River de los últimos 30 años, fue habiendo dejado todo en la cancha. En ese sentido, creo que este plantel aún está en deuda con la historia. Ojalá pueda saldarla pronto y esto sea solo una catarsis aislada.

Imágenes de la noticia:
“FALTAN CAUDILLOS QUE PEGUEN UN PAR DE GRITOS” “FALTAN CAUDILLOS QUE PEGUEN UN PAR DE GRITOS”

Click sobre las imágenes para ampliar

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- SAN LORENZO, EL CAMPEON DEL SIGLO XX
- “GANAR EL MUNDIAL DE CLUBES, LO MEJOR QUE ME PODRÍA LLEGAR A PASAR EN LA VIDA”
- DE BOEDO AL MADISON SQUARE
- ARMAN LAS VALIJAS
- "EL CANSANCIO NO AFECTA TANTO EN LA ALTURA"
- "NO SE PUEDE VOLVER ADONDE YA ESTÁS"
- “LOS MEJORES TIENEN QUE ESTAR EN LA CANCHA”
- "TENGO ALGO QUE PUEDE AYUDAR AL EQUIPO"
- "ESTOY EN EL CLUB QUE SIEMPRE QUISE ESTAR"
- "LAS INFERIORES DE SAN LORENZO SON LAS MEJORES"

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS