03 SEP
2013
Compartir la noticia:

JACOBO URSO, EL GRANDE


Por Pablo Artecona
Licenciado en Comunicación. Escritor. Colaborador en DBV. Socio Nro. 70.773
[email protected]
Twitter: @partecona
EtiquetasEtiquetas: Historia Azulgrana

Jacobo Urso formó parte de aquel mítico equipo titular que inauguró el viejo gasómetro en mayo de1916, fue el primer futbolista de San Lorenzo convocado a la selección nacional en 1919, y murió en la cancha por nuestros colores, luego de recibir un fuerte golpe que le provocara la fisura de dos costillas y que una de ellas, le atravesara los pulmones.

JACOBO URSO, EL GRANDE

El domingo 30 de Julio de 1922 y a pesar de escupir sangre por la boca, luego de chocar con dos jugadores rivales, quiso terminar el encuentro para no dejar con un jugador menos a sus compañeros, ya que en aquella época no había suplentes. El rival era Estudiantes de Buenos Aires, pero eso es solo una anécdota secundaria.


A pesar de la insistencia de sus compañeros para que dejara el campo de juego, el héroe azulgrana hijo de inmigrantes italianos, solo acepto un pañuelo para detener la sangre que le emanaba por la boca. Según cuenta la crónica, no solo tenía dificultades para respirar, sino que además se desmayó inmediatamente una vez finalizado el encuentro a causa del dolor. Luego de ser intervenido en el Hospital Ramos Mejía sin éxito, falleció el 06 de Agosto de 1922. Sus restos fueron destinados al actual cementerio de la chacharita, pero su hazaña inmortalizó a nuestra historia, tiñéndola de honor.


Ya he señalado alguna postura similar, cuando rendimos nuestro humilde homenaje a Federico Monti, donde las similitudes no solo son contemporáneas, sino que además, están cargadas de principios y valores que enaltecen a nuestra institución.


Los tiempos modernos, hacen que los más pasionales tengamos que buscar en viñetas del pasado para encontrar historias de esta índole. Y uno, como buen hincha sanguíneo, se plantea asiduamente como podremos lograr cosas importantes si no tenemos jugadores con un compromiso semejante al demostrado por Jacobo Urso en su época.


Por mas jerarquía que pueda tener un plantel, sino no tiene ese necesario fuego sagrado, va a ser muy difícil nutrirnos trofeos a nivel nacional e internacional como todos anhelamos. No pedimos que dejen la vida literalmente en la cancha, como es el caso de este ícono de la lucha y el amor propio, pero si les podemos exigir que intenten hacerse un gran favor que no sea únicamente, aspirar a una futura venta millonaria. Ese mensaje que debemos trasmitirles a nuestros jugadores, es que consideren seriamente lo que significaría para ellos quedar en la historia de un club grande, que los podrá recordar para la posteridad.


Eso se podrá lograr únicamente, a través del compromiso hacia la camiseta que representan y no de la displicencia habitual a las que los lleva el profesionalismo extremo, tan lejos de las anécdotas épicas que descubrimos de muchos jugadores de nuestro pasado. Será cuestión entonces, de conocer mejor nuestra historia, para tratar de imitarla un poco y no faltarle tanto el respeto.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CONTATE OTRO (PARTE 13)
- CONTATE OTRO (PARTE 12)
- CONTATE OTRO (PARTE 11)
- CONTATE OTRO (PARTE 10)
- CONTATE OTRO (PARTE 9)
- CONTATE OTRO (PARTE 7)
- CONTATE OTRO (PARTE 6)
- CONTATE OTRO (PARTE 5)
- CONTATE OTRO (PARTE 4)
- CONTALA COMO QUIERAS, PERO SE TE NOTA MUCHO

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS