14 NOV
2014
Compartir la noticia:

"LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL"


Por Manuel Astesiano Agote
Abogado - Socio Nro. 50.733
[email protected]
Twitter: @negrocasla
EtiquetasEtiquetas: Vuelvan Visitantes - AFA

Mientras discuten por el torneo de 30 equipos, hay una sola cuestión en la que todos están de acuerdo; no habrá visitantes en las tribunas del fútbol nacional. Los políticos y dirigentes no se interesan en revertir la situación. Los microfonitos funcionales hablan de "violencia en el fútbol" con la hipocresía que los caracteriza.

¿Que es "la violencia en el fútbol"? Quizás intentando darle una respuesta a esa simple pregunta podríamos encausar un debate sensato sobre las implicancias que encierra una frase que escuchamos seguido pero que pocos se animan a darle el contenido que realmente tiene.

¿A qué violencia se refieren por "la violencia en el fútbol"?¿Violencia policial?¿Violencia en las continuas mentiras que se vuelcan desde los micrófonos?¿Violencia en el rol estigmatizante que le dan al hincha común?¿Violencia en la manipulación que le dan al sentimiento genuino aquellos que lucran política y económicamente con todos nosotros?¿Violencia en la desigualdad entre los clubes por la que militan quienes buscan concentrar el poder en pocas cabezas?

¿Acaso por violencia hacen referencia al dirigente que roba?¿Y el dirigente que no roba pero le asegura impunidad al ladrón también sería un violento?¿El dirigente que aprueba en la AFA aquello que perjudica a su institución es violento?¿Cuán violento es el microfonito que conoce todos los negociados pero a cambio de dos sanguches guarda silencio o tergiversa la información?¿Violento es el intermediario que se lleva un 15% por ser amigo de un presidente de turno?¿El que coordina inferiores y deja libre pibes que no le pasan una moneda es parte de la violencia?¿El futbolista que presiona para quedar libre entra en la ecuación violenta?¿Y el que elige pelear premios en lugar de defender los intereses de la institución es parte del relato de la violencia?¿Los referis y linemans que "se sortean" pero siempre "se equivocan" para el mismo lado son violentos?

Aparentemente para todos los que se razgan las vestiduras hablando de la "violencia en el fútbol"  ésta se resume pura y exclusivamente a los delincuentes que se cagan a tiros protegiendo algún kioskito. Y sin embargo, aún reduciendo el complejo engranaje violento a sólo esta cuestión, los operadores políticos con micrófono lo abordan con cinismo e hipocresía, sin adentrarse en quiénes son esos delincuentes, quiénes les dan de comer y a qué intereses responden. Hacerlo de otro modo los obligaría a dejar de hablar de lo que ellos llaman "la violencia en el fútbol" para ahondar en la violencia de las mafias, de los sindicatos, de los punteros políticos, de los tranzas y de la mano de obra barata para varios mundos que en esencia nada tienen que ver con el fútbol. En definitiva, a lo único que llaman "violencia en el fútbol" es precisamente al ítem que menos tiene que ver con el fútbol. Pero claro que es para todos más sencillo y conveniente hablar de muertes y enfrentamientos por la "violencia en el fútbol", sin importar todo lo que se ensucia en el camino, con tal de desviar el mal olor de donde realmente proviene.

La inoperancia (y en muchos casos connivencia con los delincuentes) de quienes debieran garantizar la seguridad nos niegan hace un año y medio la posibilidad de acompañar a nuestros Clubes a todos lados. Políticos, dirigentes, policías y periodistas; todos se hacen los distraídos y en lugar de hacer autocrítica y buscar una solución medular al verdadero problema de “la violencia en el fútbol” prefieren cortar por lo más delgado y castigar al hincha que es, sin dudas, lo más sano.

Lo cierto es que hoy en día nadie trabaja para el regreso de los visitantes a los estadios de la Argentina. Nadie quiere cargar con el costo político de tener que domar a sus propias fieras. Tampoco quieren asumir la responsabilidad de ponerle el rostro a la normalización del fútbol nacional ya que, en la primera situación que se desborde, quedarán pegados a los hechos que pudieran acontecer. Mientras tanto, los microfonitos que se escandalizan por "la violencia en el fútbol" obedecen el mensaje y utilizan la sucesión de actos delictivos que se siguen cometiendo para continuar estigmatizando al fútbol, al hincha común y al espectáculo en sí, justificando en su análisis light y superficial que se siga estirando la ridícula prohibición.

Paradojas del cinismo reinante, los que abonan a la teoría de que "la situación no está dada para que vuelvan los visitantes" alimentan esta postura con hechos delictivos que se propician en partidos donde sólo concurren parcialidades locales. Lo más triste es que la gente de a poco pareciera acostumbrarse y aceptar la prohibición que imponen los que no nos cuidan. Hoy por hoy, no sabemos cómo se va a jugar el torneo que viene. Sólo sabemos que los hinchas genuinos seguiremos cargando con el costo que no se animan a asumir los verdaderos responsables de este circo que se les fue de las manos, mientras llenarán páginas hablando de "la violencia en el fútbol" en la acepción más simplista y conveniente posible para ellos, sabiendo nosotros lo mucho que buscan ocultar.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- CRUCE CON LA AFA
- ENTRADAS CONTRA LANÚS
- OTRO OK DEL APREVIDE
- SIN VISITANTES EN BAHÍA
- A DONDE VAS SIEMPRE VOY CON VOS
- VOLVÉ DE VISITANTE
- SÁBADO SIN VISITANTES
- "ES UN CLÁSICO"
- ¿QUÉ CARAJO HACE VÉLEZ AHÍ?
- QUE SEA UNA FIESTA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS