30 MAY
2016
Compartir la noticia:

PARA AGRADECER Y PARA REPROCHAR


Por TactiCuervo
Porque todos somos técnicos

EtiquetasEtiquetas: TactiCuervo

San Lorenzo perdió 4 a 0 contra Lanús en la final del Torneo Argentino. Sin ideas para salir a buscar el partido y sin reacción para resolver la desventaja en el marcador, el equipo de Guede dio su peor imagen en el momento menos oportuno. La categórica derrota obliga a desdoblarnos en el agradecimiento por jugar otra final y el reproche por la imagen que dimos durante los 90 minutos. El análisis del partido, acá.

PARA AGRADECER Y PARA REPROCHAR

En la previa del partido planteamos que la campaña de Lanús fue brillante y que sin dudas era un rival que merecía el mayor de los respetos. El sólo hecho de haber accedido a la definición del Torneo Argentino con un registro de 12 victorias en 14 partidos (los últimos 2, derrota y empate, sólo fueron para completar el fixture) hablaba de un equipo serio, convencido de una idea, con el libreto aprendido. A todo eso ayer le agregó la claridad necesaria para jugar una final y, además, el hambre indispensable de quien quiere ser campeón.


San Lorenzo nunca entró al partido. No supo imponer una estrategia para ganar y mucho menos para contener la propuesta de Lanús. Desde el primer minuto, con ímpetu y fútbol, los de Almirón se llevaron por delante a un Ciclón que no logró disimular la ausencia de Ortigoza ni las limitaciones físicas de Mercier y Blandi, que apuraron la evolución de sus lesiones para dar el presente en el Mudomental. Mussis no fue pieza de marca pero tampoco de elaboración y Blanquito se borró de la final. En el fondo los horrores defensivos de Mas y Angeleri fueron argumentos más que suficientes para sufrir una catarata de situaciones claras del rival, que cerró ganando el primer tiempo sólo por 1 a 0 gracias a Torrico y las impericias de sus delanteros para definir. Vale remarcar que la siesta que se pegó San Lorenzo en el córner corto que jugó Lanús es imperdonable. Es inadimisible estar tan desconcentrado en una final.


Los cambios de Guede lejos de brindar soluciones fueron complicando el trámite. El ingreso de Barrientos por Mussis implicó prescindir de cierta aptitud para la marca (en los papeles, ya que su rendimiento invitaba al cambio) en un partido donde ya nos costaba muchísimo cortar el circuito de fútbol granate y recuperar la pelota. Blanco pasando a la derecha, Belluschi a la posición del ex Gimnasia y el 11 por izquierda no lograron revertir la pálida imagen de los primeros 45 minutos. Todo lo contrario. Con el 0-2 en el tanteador (tras un impresentable intento de cruce de Angeleri que agarró al equipo muy mal parado) el técnico quemó las naves intentando una línea de 3 con el ingreso de Cauteruccio por Mas. No pasó un minuto que por el sector mal cubierto del lateral izquierdo llegó la jugada del tercer gol que liquidó en el resultado un pleito que ya estaba definido desde el trámite. Sobre el final llegaría el 4 a 0, con un Ciclón totalmente desencajado y desorganizado, después de otra impresentable pavada de Angeleri.


Mucho se habló y se hablará de la actitud de San Lorenzo en el partido. Lo primero que hay que decir es que nadie quiere ser humillado de esta manera, tan cerca de la gloria, vapuleado en todo sentido por un rival netamente superior. Pero no era el Real Madrid en Marruecos. Era Lanús en el Mudomental. Cierto miedo escénico combinado con la impotencia de no encontrar las herramientas para elaborar juego o neutralizar al buen campeón terminaron de generar un combo emocional que le impidió a los de Guede estar a la altura de las circunstancias.  Apenas se puede rescatar la vergüenza deportiva de Belluschi. Y eso es demasiado poco.


¿Cómo sigue esto? El ciclo de Guede lleva  24 partidos con 11 victorias, 8 empates y 5 derrotas, habiendo convertido 32 goles y recibido 28, con una efectividad del 56%. En el medio metimos una hermosa goleada en la Supercopa contra Boca, un verdadero papelón en la peor performance de San Lorenzo en una primera ronda de Copa Libertadores, un mal arranque en el torneo que se compensó con una racha de victorias emocionante y otro papelón mayúsculo en el mano a mano con Lanús. Dependiendo donde cada uno coloque la vara de la exigencia podrán calificar el semestre como muy malo, malo, bueno o muy bueno.

En un análisis integral sólo pretendemos dejar en claro que no podemos volver a repetir el fracaso copero en 2017 y si bien agradecemos que otra vez nos hayan colocado en una instancia definitoria, nos duele mucho que no hayan podido sobrellevar las complicaciones que presentó el rival como para al menos hacer un papel digno. Desde aquí siempre planteamos la necesidad de que San Lorenzo escriba su década cuerva. Es una deuda histórica que merece ser saldada y lo cierto es que nunca estuvimos tan cerca como en los últimos años para poder materializarla. Pero una y otra vez perdimos finales, a veces por no llegar en óptimas condiciones futbolísticas y físicas. A veces por dormidas de escritorio. A veces por tener planteles mal reforzados. Y a veces, como ayer y en Catamarca, por dar verguenza en la cancha. Pero el tren no pasó; es cuestión de mantener la competitividad y hacer todo lo posible para reducir el margen de error en las instancias decisivas.


Faltan dos meses para que arranque el Torneo y luego también llegará la Copa Sudamericana. Guede se quedará en San Lorenzo. Algunos jugadores se irán, otros vendrán. Esperamos que Bernardo Romeo, el técnico y la dirigencia logren definir de manera clara un proyecto en común para conformar el mejor plantel que se adapte a lo que el técnico quiere. Si tienen que tomar decisiones, que no les tiemble la mano. Y ya que estamos,  lleven calculadora a Ezeiza para contar bien los votos, a ver si de una vez por todas nos sacamos el temita de la AFA de encima y dejamos de distraernos con cuentos de la SuperLiga.


Qué lástima Ciclón….Qué lástima.


Y salúd Lanús, felicitaciones, gran merecedor del título.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- LLENOS DE FÚTBOL
- VENTAJA PARA BOEDO
- 21 DÍAS PARA HACER AUTOCRÍTICA Y LABURAR
- HAGAN UNA BIEN
- ¿POR QUÉ SE FUE? ¿QUIÉN DEBE VENIR?
- ¿CUÁL ES EL PROYECTO?
- DE BANDERA LA ILUSIÓN
- USAMOS NUESTRO MILAGRO DE HOY
- EN SAN LORENZO SE CREE, SIEMPRE.
- CON LA FE INTACTA

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS