21 SEP
2015
Compartir la noticia:

SE FUE AL MAZO


Por El Veedor
Auditor de árbitros. Detractor del siga siga y enemigo del todo pasa. Espía en AFA.

Twitter: @VeedorAzulgrana
EtiquetasEtiquetas: Veedor - AFA

Trucco dirigió de modo regular un partido complicado, condicionado por el partido en Mendoza donde nos echó a dos y le dio un penal a Godoy Cruz, el arbitraje de Abal en La Plata, la plancha de Tévez, el choreo de Álvarez y las palabras de Bauza. Acertó no sancionando los penales que reclamó Rcing  (acostumbrados a tantos regalitos) pero debió expulsar a Aued y Noir. Otros que zafó de la roja fue Prósperi. 

SE FUE AL MAZO

Cuando designaron a Silvio Trucco para dirigir el clásico contra el más chico de los de Avellaneda, por el Torneo Carlos Humildad Tévez 2015, todavía no había pasado nada. Abal no nos había pitado un penal dudoso en el último minuto por la Copa Argentina, todavía no había declarado Bauza sobre ese penal y el año electoral (alineado con la conspiranoia del Veedor je) que otros intentan ocultar, ni el jugador del pueblo había planchado sobre la tibia del pibe Ham, ni los periodistas habían caído más bajo aún limpiándole la imagen a Carlitos, ni Luis Alvarez había favorecido a Boca como finalmente lo hizo al anular un gol legítimo de Franzoia (y al no expulsar a Tévez por agresión verbal al árbitro luego de ser amonestado) y más tarde por quebrar a un rival.


Toda esa impunidad, más el asco que dieron los periodistas defendiendo algo inexplicable, sumado a las palabras de Bauza marcando con huevos un terreno concreto, influyeron sobre las expectativas que generaba  el arbitraje de Luis Trucco. Y lo condicionaron.


Por estas razones, en la previa del domingo se especulaba sobre la actuación de Silvio. Atrás había quedado lo que generó su designación en el momento de concretarse. Algunos creían que Trucco no podía dirigir en contra de San Lorenzo después de tantas desprolijidades;, otros creían que una mancha más al tigre nada cambiaría y lo que empezó Álvarez en La Paternal lo iba a terminar este muchacho.


Y Trucco se despachó con un cocktail de aciertos y errores. Quiso “sacar” adelante el partido tratando de no condicionarse aún más con tarjetas tempraneras, pero no contó con la ayuda de los jugadores. De movida Bou le va mal a Ortigoza, pero Trucco hizo “vista”. También se hizo el tonto en una falta de atrás de Pavone a Yepes. Tampoco amonestó a Romero cuando atendió feo a Blanco, reiterándose en faltas y protestas ampulosas al igual que Bou. Ambos si no recibieron el cartón por esos fouls debieron verlo por acumulación y reclamos. Claro, fue muy duro lo que ocurrió en La Paternal. Muy feo. Y no hablo de la fractura del pibe, hablo de todo el desarrollo del juego donde favorecieron a Boca sin vergüenzas. Luis Alvarez hizo los deberes, dejando a Trucco librado a su suerte


Los jugadores de Racng entraron al campo de juego con las lágrimas sueltas. Y la gente de San Lorenzo hizo lo propio esperando el primer error de Trucco para saltarle a la cabeza. Todo eso lo generó la prensa, la AFA, los protagonistas...El mismo Silvio también. Quizás por todo eso quiso tener un partido "corto", en el que también obvió tarjetas para los azulgranas (Villalba y Yepes). Se notaba que jugaba “su” partido en “su” cabeza. Sólo amonestó a Sánchez en una jugada que pedía anaranjada cuando cruza a Cauteruccio entrando al área. Y en ese jugar con la “muñeca” al referí se le empezó a escapar el partido cuando Noir pateó un balón con violencia sobre el físico del uruguayo que estaba caído víctima de una falta, sin ser amonestado. Aunque debió ser expulsado. Se armó el tumulto y Silvio no sólo se desatendió de sus obligaciones sino que hasta cobró retención del delantero del Ciclón. Con el clima caldeado en la cancha,  se confirmó que el pito perdió el control cuando Aued debió ver la roja directa tras una plancha artera al gemelo de Elizari. Sacó amarilla cuando en Mendoza echó a Buffarini por mucho menos. Esa patada de Aued inauguró una seguidilla de faltas tontas a favor de R cing lo que motivó el insulto coral de La Gloriosa al cierre del primer tiempo. Hermoso canto cuervo, hermoso. Está bueno que a veces sientan el rigor de la gente, se hace necesario, sino viene cualquiera a hacer lo que se le canta y nosotros encima le tiramos la alfombra roja.


Las jugadas más discutidas por los empleados de Avellaneda fueron una mano de Más, que en su afán de agarrar del hombro a Pavone toca el balón un metro y medio afuera del área, y una mano de Cetto que no amerita la más mínima defensa porque no hay forma de reaccionar ante un rechazo al cuerpo, de un propio compañero, para terminar rebotando la pelota en contra de su propio arco... No hay forma de ver penal en esa jugada. Y en la anterior debió cobrar mano de Más, afuera del área, si interpreta que hubo intención del defensor cuervo.


En el segundo tiempo siguieron llorando penales, los de la Acadé y los de la Tele, que abrieron la transmisión contándote que con Trucco nunca perdiste, pero no te hablaron de Mendoza, esa hermosa provincia donde dejamos los dos puntos que nos separan de Boca por culpa de Trucco.  El juez amonestó bien a Yepes y también a Pavone por protestar todo. Y no expulsó a Prósperi por una jugada similar a la de Noir con Cauteruccio, donde el putito ex Banfield zafó.


Los penales que lloraron en el complemento son inexplicables; uno rebota en el pecho de Yepes, no hay nada que explicar y el otro da en el brazo que Más tiene pegado al cuerpo (con una pelota furiosa y sin recorrido para pensar en tocarla con la mano) y luego en la espalda de Cetto. Pidieron por sugestión, pero no había forma de cobrar esos penales sin que todo terminara en violencia. Después de las dos rojas con Godoy Cruz y el penal a Buffarini, sumado a lo de Abal y Álvarez, la no roja a Aued y la puteada de La Gloriosa en el entretiempo, si cobraba eso en el minuto 90, no sé si terminaba el partido. 


Más tarde, Milito le aplicó un codazo a Cetto, dejándolo con la nariz ensangrentada, pero Trucco otra vez miró para otro lado cuando tenía que mostrarle la tarjeta roja.


En definitiva, Silvio dirigió mal, alternando buenas y malas con más malas.


Mientras tanto, se sigue discutiendo sobre la calidad láctea del humilde Carlitos y nadie habla de Luis Alvarez, el árbitro que dejó en cancha a Tévez luego de su planchazo y sabiendo que Ham estaba roto. Alvarez hizo los deberes, los periodistas no hablaron ni del gol anulado al Bicho, ni de la no expulsión a Tévez por insultar al juez en el primer tiempo cuando lo amonestó por dejar sangrando a Cabral en un choque violento. Tampoco hablaron de la roja a Lenis por un informe en el entretiempo. Hablaron de la buena persona que es Carlitos.

A raíz de esto, el presidente Matías Lammens declaró que notó un blindaje mediático a favor de Tévez y que llevarán el tema de su no sanción a la AFA. Me parece muy acertado su comentario, y medido. Espero que lo que prometió ocurra por el bien de San Lorenzo, ya que el presidente de Argentinos desistió de pedir la sanción de oficio, cuidando los intereses de Angelici (y los propios) por sobre los de su propia institución. El otro que defaccionó fue el titular del Tribunal de Disciplina que ya dijo que no actuara de oficio. Te dejaron solo Ham, te dejaron solo. 


Después me dicen paranoico y fabulador, en un fin de semana donde la ficción superó la realidad ampliamente. Si me decís que no sentiste un poquito de indignación con el escándalo de La Paternal no te creo. Yo no te miento cuervo, yo te cuento lo que algunos no quieren ver y lo que otros no quieren que veas.


Hasta la próxima.

Link permanente a la noticia:
Te gusta la noticia?
Compartir en:

Noticias relacionadas:

- UNA MANCHA MÁS AL TIGRE (Y A TU VIDA)
- CRUCE CON LA AFA
- LA NAVIDAD (DEL VEEDOR)
- ENTRE LA HISTERIA Y LA HISTORIA
- MIL DERROTAS. CERO DIGNIDAD.
- LAVERNI AL QUIROFANO
- SAN LORENZO ALL INCLUSIVE
- EXORCISMO EN ROMA
- ROMANO POR UN PAR DE DÍAS
- UNA MONTAGNA DE MUZZA, CON RODAJAS DE PROSPERI Y SIN VISITANTES

Comentarios de la noticia:

Banner Plebiscito
CONTACTENOS